En 2004 el espectáculo del medio tiempo del Super Bowl se vio marcado por un «accidente» en el que Janet Jackson dejó al descubierto uno de sus senos en un evento visto por millones de familias en todo el mundo.

Luego de dicho momento la carrera de la estrella pop y hermana de Michael Jackson quedaría marcada en los próximos años. Temas de sexismo, señalamientos y hasta «cancelar» su imagen por grupos conservadores dejaron a Jackson indefensa en la industria musical. Pero poco se habla del otro actor de dicho momento: Justin Timberlake.

Contrario a lo ocurrido con Janet, el ex miembro de NSYNC se convirtió en uno de los artistas más importantes de la música pop.

Hace algunos días fue estrenado el documental Malfunction: The Dressing Down of Janet Jackson en el que con diversos testimonios de personajes de la industria, gente detrás del espectáculo y especialistas se trató el tema en el que mencionan lo vivido por Janet.

En medio de la transmisión de dicho documental en una entrevista con Access Hollywood, Wayne Scott, estilista de Janet Jackson mencionó que nada de lo ocurrido fue un accidente

«Era un trabajo por encargo. Me contrataron para hacer un trabajo e hice exactamente lo que me pidieron, si trabajo con alguien que es bailarín, tiene que poder bailar con el vestuario, y no puede caérsele bajo ningún concepto, mi trabajo es usar pasadores, broches y velcro para que todo se mantenga en su sitio”.

Sobre Justin Timberlake mencionó. «No hemos hablado desde que me echó la culpa. Bajó del escenario y dijo: ‘Es sólo un pequeño fallo de vestuario. Todos queremos dar algo de qué hablar’. Y cuando dijo eso pensé: ‘se acabó, adiós a nuestra amistad’. ¿Un fallo? yo no cometo fallos».

LDAV