La escasez de medicamentos no tiene fin a la vista.

No al menos para 2022, según información difundida por el Gobierno de la República.

Lea usted:

El país reclama al menos 150 millones mensuales de piezas para atender las necesidades de una población cercana a 130 millones de personas.

Pero las previsiones no rebasan la compra de 326 millones para el primer semestre del año próximo.

Dicho en relación numérica, apenas para unos dos meses.

Lea usted el comunicado conjunto emitido el 12 de noviembre por la Ssa, Insabi y la UNOPS:

“…informan que continúa la entrega de medicamentos y material de curación para el ejercicio 2021 y que está garantizado el abasto para el primer semestre de 2022 de las claves contratadas a través de la licitación pública internacional.

“Desde enero de este año se mantiene un abasto sostenido de medicamentos en las entidades del país. Al 5 de noviembre se han entregado 221 millones 387 mil piezas y los operadores logísticos para su distribución final.

“Para cubrir las necesidades del sector salud en México y en coordinación con Insabi, IMSS, ISSSTE, Sedena, CCINSHAE, Censida y otras instituciones del sector salud, los contratos firmados por la UNOPS con empresas proveedoras contemplan la entrega de 326 millones de piezas de enero a junio de 2022, garantizando así el suministro permanente de medicamentos y material de curación en beneficio de la población mexicana”.

EL REGAÑO INÚTIL DEL PRESIDENTE

López Obrador tardó casi tres años en darse cuenta de la escasez.

Dos días seguidos, el segundo con un discurso matizado, exigió al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y al director del Insabi, Juan Antonio Ferrer, resolver el problema de inmediato en beneficio de una población demandante.

¿Pero qué ha pasado?

Nada.

La crisis sigue, pese a haberse lanzado el miércoles una convocatoria y prometer una reunión por YouTube para informar a empresarios farmacéuticos, nacionales y extranjeros, sobre los mecanismos a seguir.

Vayamos a los datos de Arturo Morales Portas y Juan de Villafranca, dirigentes de los farmacéuticos:

“Al corte de septiembre de este año iban acumuladas poco menos de 800 millones de piezas en el mercado público de medicamentos, con repuntes apenas en agosto y septiembre tras un enorme desabasto.

“Esos 800 millones se aproximan a lo alcanzado en el primer período de 2020.

“Históricamente a los nueve meses deberían ser más de mil 200 millones de piezas”.

EL INFONAVIT CARECE DE 3 MIL PESOS

La burocracia del Infonavit es criminal.

Lea usted esta historia:

Un asegurado liquidó en junio de 2013 su crédito y todavía no recibe la escritura para acreditar la propiedad de su hogar y, algo peor, tras un larguísimo pleito judicial se enteró de un dato peor: habita una casa propiedad de otro.

Al reclamarle, el Infonavit de Carlos Martínez Velázquez respondió al juez a través del subdirector de Administración Luis César Priego la inconveniencia de cumplir la sentencia porque “no disponemos de tres mil pesos” para inscribir la escritura en el Registro Público.

Más de ocho años de pleito, un desacato judicial de Martínez Velázquez y Priego Valdez y una familia en la incertidumbre.

LEG

José Ureña

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.