Foto: Pixabay /La senadora subrayó que el común acuerdo entre los países es la necesidad de descarbonizar el planeta

La reforma constitucional en materia energética que propone el Ejecutivo federal representará la tercera nacionalización de la industria eléctrica en la historia del país, aseveró el presidente del Colegio Nacional de Economistas, Ricardo Ramírez Brun.

Durante el foro sobre la reforma eléctrica organizado por el grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT) en la Cámara de Diputados, el académico puntualizó que la primera ocasión en que un Presidente intervino directamente en el sector eléctrico fue con Lázaro Cárdenas el 14 de agosto de 1937, con la creación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para llevar energía eléctrica a todo el país y cuya industria estaba en manos de cuatro empresas extranjeras.

TE PUEDE INTERESAR: Busca PRI impulsar “ley quemón” contra agresores sexuales y deudores alimentarios

“Posteriormente, en septiembre de 1960, el presidente Adolfo López Mateos nacionalizó la industria eléctrica y advirtió de malos mexicanos que apostarían por destruir a la empresa eléctrica más grande de América Latina y este augurio se cumplió”.

Señaló que a partir de 1992, con la reforma a la ley del servicio de energía eléctrica se abrió la puerta a la generación privada con la figura de autoabasto, después, en el periodo 1998-2000 se usó dinero de la CFE para la creación de empresas privadas y en 2011 el presidente Felipe Calderón desapareció la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

“Ya pasaron 10 años de este golpismo autoritario, ni se ha juzgado a esos malos mexicanos que hacía referencia López Mateos. Faltaba lo peor, estaban preparando las condiciones para dar el zarpazo final con la contrarreforma eléctrica de 2013”, dijo el economista.

TE PUEDE INTERESAR:  Avanza México en el financiamiento de los compromisos ambientales

A su vez, el vicecoordinador del PT en San Lázaro, Benjamín Robles, insistió en la trascendencia de revertir constitucionalmente la reforma energética de 2013, “toda vez que cierto sector empresarial ganó dinero a manos llenas y pagaron tarifas de luz más bajas al tergiversar la ley en perjuicio del pueblo de México”.

LEG