nietos
Foto: Instagram/@joviajando. | Josefa Feitosa, es una mujer decidida a gozar su vida y quien lo comparte a través de sus redes sociales.

Josefa Feitosa es una abuela brasileña muy amorosa con su hijos y sus nietos, a pesar de ese amor ella aposto por si misma y su sueño de viajar por el mundo.

Luego de arduos años siendo madre, en vez de ser la típica abuela que se queda en casa a cuidar niños y su hogar, le dio un giro de 180 grados a su vida al viajar por el mundo

Tras dedicarse a trabajar en el sistema penitenciario de su país natal, Brasil, buscó la manera de poder viajar, conociendo los más lugares que pudiera, alrededor del mundo.

Cuando se jubiló, a la edad de 60 años, sus hijos pensaron que tendría más tiempo libre, por lo que podría ayudarlos con el cuidado de los nietos, sin embargo, la realidad era que ella contaba con otros planes.

Te podría interesar: Video: «Se les hace fácil robar lo ajeno»; exhiben robo en tienda de piñatas

«Ser abuela no significa que debas quedarte en casa esperando a que pasen los años (…)», comentó Feitosa en una entrevista a un medio local.

Josefa admitió, que «la abuela no debe criar a los nietos». Aunque, Lillith, una de sus hijas, no estuvo de acuerdo con su decisión, después aceptó su deseo.

Ella buscó la manera de emplearse como trabajadora social y lo logró, siendo España y Portugal los primeros países de sus travesía.

La brasileña explicó cómo aprendió ahorrar y ser más controlada con sus gastos tanto en su lugar de origen como en los países que visita.

Al conocer un nuevo destino, ella siempre trata de acostumbrarse rápidamente al uso de la moneda local, por lo que investiga su tipo de cambio para ajustar sus gastos.

Además tomó cursos de inglés para poder comunicarse mejor; siendo Irlanda el siguiente destino de su lista.

La abuela brasileña pensó que la manera de seguir viajando era tener que conseguir más trabajos en otros destinos, por lo que ella se dedicó a ser niñera, juntando el suficiente dinero para poder moverse de lugar.

Logrando así visitar países como Escocia, Bélgica, Holanda, Italia y Suiza. Luego de que empezara su travesía por el mundo en el 2017, que en realidad fue en 2008, cuando ella ahorró sin decirlo a nadie.

En el año 2018 tuvo que regresar a Brasil por algunos asuntos personales, para luego retomar sus viajes por Sudáfrica, Vietnam, Malasia, Singapur o las Filipinas.

A mediados del 2019 ella tuvo que volver de nuevo a su país natal. Fue cuando ella tuvo que frenar su sueño, debido a la pandemia, sin embargo esto no fue motivo para dejar de viajar y lo hizo estando dentro de Brasil.

También te podría interesar: Aparece dueña del «vocho» que encontraron en drenaje de Monterrey

Actualmente se dedica a documentar su viajes mediante su cuenta de Instagram en la cual comparte fotos y vídeos, y aunque ha recibido críticas por parte de algunos usuarios, por la decisión que tomó, la mujer afirma que «los abuelos también tienen derecho a una vida privada».

La abuela «aventurera» ha buscado inspirar otras vidas; ‘cuando alguien quiere lograr sus sueños, no hay impedimentos, ni el dinero, ni el tiempo o la edad’.

Enviando un mensaje de motivación a otras personas que quieren emprender, que quieren realizar aquellas aventuras o sueños que alguna vez tuvieron y que abandonaron por motivos familiares.

SLF