Foto: AFP / El niño ambientalista envió un mensaje al presidente de Colombia, Iván Duque, para exigirle cumplir sus promesas al regresar a su país

 

La Conferencia de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático (COP26) ha citado en Glasgow, Escocia, a los líderes de más de 100 naciones de alrededor del mundo, el motivo: el futuro del planeta.

La líder ambientalista, Greta Thunberg, también se ha presentado en la cumbre y, ahora, su homólogo en Latinoamérica, Francisco Vera, el niño ambientalista de Colombia, la acompaña.

TE PUEDE INTERESAR: Niña desaparecida es rescatada gracias a una señal vista en TikTok

Francisco Javier Vera Manzanares, a pesar de sus tempranos 12 años de edad, ya ha logrado convertirse en uno de los rostros más importantes del ambientalismo en Colombia y Sudamérica.

Es el fundador del Movimiento Ambiental Guardianes, perteneciente a Fridays For Future, organización internacional de activismo que lidera la sueca Greta Thunberg.

Asimismo, fue nombrado embajador de buena voluntad de la Unión Europea.

El nacido en la localidad de Villeta, cerca de la capital colombiana de Bogotá, saltó a la fama en diciembre de 2019 luego una breve intervención en el Senado de Colombia. Durante tres minutos, Vera, con una elocuencia impropia para su edad, exigió a los legisladores tomar acciones para detener el maltrato animal, el fracking y la producción de plástico.

No obstante, su notoriedad le ha llevado a enfrentar situaciones complejas, especialmente, para un niño. Ha sido amenazado de muerte en reiteradas ocasiones en su país, hecho que se vuelve más alarmante al recordar que Colombia ha sido por dos años consecutivos el país donde más activistas ambientales han muerto. Tan sólo en 2020, 65 defensores fueron asesinados, de acuerdo con la ONG Global Witness.

Lo anterior ha llevado al joven ambientalista a situaciones de estrés, donde ha requerido asistencia psicológica. A pesar de ello, Vera no ha dejado de cargar con la bandera del activismo, hasta llegar a la COP26, donde conoció a Thunberg.

“Eres un niño muy joven, una inspiración para mí y muchos jóvenes. Nunca pares. Eres genial, pese a la presión que sufres. Cuentas conmigo”, le dijo Thunberg al colombiano, en una manifestación de mutua admiración y agradecimiento.

El niño ambientalista envió un mensaje al presidente de Colombia, Iván Duque, para exigirle cumplir sus promesas al regresar a su país.

LEG