Foto: AFP / El barco alemán Sea-Eye 4 salvó de ahogarse, solo esta semana, a más de 800 migrantes provenientes de la región norte de África que se aventuraron a cruzar el Mar Mediterráneo en embarcaciones que no son aptas como transporte, pero regresar no es una opción

Casi 800 migrantes provenientes de Libia y el resto de la zona norte de África fueron rescatados ayer en el Mar Mediterráneo y recibidos en Sicilia, Italia. Ahora los náufragos estarán bajo cuarentena en dos embarcaciones antes de poder ir a tierra.

Entre los rescatados por el barco alemán Sea-Eye 4 se encontraban al menos cinco mujeres embarazadas y 170 menores, según informes de la organización Save the Children, sin especificar cuántos de ellos viajaban solos o con sus familias.

La misma embarcación rescató durante la semana pasada a otras 397 personas -en seis operaciones-, con ayuda del Rise Above de la asociación Mission Lifeline. Los naufragios en el área se dan sobre todo por las grandes cantidades de gente que, cansada de la escasez de alimento, agua y ayuda humanitaria, emprenden el camino a Europa, sortean tortura, explotación y abusos sexuales para finalmente aventurarse a cruzar el Mediterráneo en embarcaciones de madera que se ven sobrepasadas en capacidad durante el trayecto y terminan por colapsar.

Casi 55 mil inmigrantes han desembarcado en Italia desde principios de año, frente a los menos de 30 mil que llegaron en 2020, según datos del ministerio del Interior. La llegada a Italia se da por ser uno de los principales puntos de entrada a Europa para quienes provienen de la región norte de África.

El éxodo de territorio africano se mantiene vivo desde hace 10 años, cuando los eventos de la llamada Primavera Árabe movilizaron a la población de territorios como Siria, Libia y Yemen.

El descontento en la región obedeció a las amplias violaciones a los Derechos Humanos por parte de regímenes autoritarios. Estos, a su vez, reaccionaron a los múltiples levantamientos civiles con persecución y ataques a activistas, periodistas y representantes de ONGs.

Naciones Unidas se pronunció aliviada tras la decisión de Italia de recibir a los migrantes.

FENÓMENO AL ALZA

55, 000
inmigrantes han desembarcado en Italia desde principios de este 2021

30, 000
expulsados en busca de un mejor futuro llegaron durante el año 2020

1, 200
migrantes provenientes del norte de África rescatados en una semana

LEG