Foto: @mexicogp / Con la cuenta regresiva para el Gran Premio de México, se cuentan las horas para que los bólidos corran por la pista

El Autódromo de los Hermanos Rodríguez ya vive el ambiente de la Fórmula Uno, y ahora fue el turno de los bólidos de Ferrari de tomar la posesión del hospitality y acomodar todo el equipo para el próximo Gran Premio de la CDMX.

Con la cuenta regresiva para el Gran Premio de México, se cuentan las horas para que los bólidos corran por la pista y se acabe con la ausencia de dos años de la presencia del Gran Circo en el país, pero quien se ha adelantado a muchos es Ferrari, que ya comenzó con el armado de sus instalaciones en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

La escudería liderada por Mattia Binotto no perdió tiempo en trasladar todo su equipo de Estados Unidos a la capital mexicana, apenas concluido el Gran Premio de Estados Unidos y ya se pudieron ver los primeros cargamentos en color escarlata.

Aunque no ha ganado la carrera en el Hermanos Rodríguez desde el regreso de la Fórmula 1 en 2015, la escudería del Cavallino Rampante ha realizado muy buenas carreras en los últimos tres años, mismos en los que uno o sus dos pilotos han subido al podio, incluso en 2019, Leclerc impuso la vuelta más rápida.

Como si se tratara de una buena señal, Ferrari arriba al autódromo para tener todo preparado y no perder ni un minuto en la estrategia que les pudiera dar nuevamente un podio en tierra Mexicana, mismo que necesitan para cerrar la brecha con Mercedes y Red Bull.

LEG