Foto: Pixabay. | Y uno de los primeros pasos es, sin duda, el registro del dominio. A continuación te contamos los pasos y decisiones que debes tener en cuenta

En la actualidad, todo proyecto, organización o empresa debe tener una presencia en Internet sólida, con una estrategia elaborada.

Y uno de los primeros pasos es, sin duda, el registro del dominio. A continuación te contamos los pasos y decisiones que debes tener en cuenta.

En Argentina, una premiada publicidad de Banco Río (hoy Santander) pregonaba que “un buen nombre es lo mejor que uno puede tener”.  El video protagonizado por chicos que cuentan cómo se llaman y qué desean ser cuando sean grandes puede encontrarse hoy en YouTube.

Aún con el paso del tiempo y la baja resolución – data de 1988 – sigue siendo un video atractivo, aunque sorprende especialmente por la larga extensión, acostumbrados como estamos hoy a la vorágine de reels y stories en redes sociales.

Y esta frase es la que debe guiar a cualquier emprendedor o marketer emprendedor, que aún no tiene su propia página web pero quiere lanzarse al mercado para mostrar sus productos o servicios o bien para monetizar un blog o página temática.

¿Cuál sería entonces el primer paso que tienes que dar?

Cómo registrar un Domino

Teniendo en mente este escenario y contemplando que ya hay tantos sitios web en el mundo es probable que un usuario se pregunte: ¿tener un nombre de dominio personalizado todavía marca la diferencia?, o ¿Es importante elegir un dominio basado en los clásicos preceptos?

En un nivel básico, los nombres de dominio afectan la facilidad con la que sus clientes potenciales pueden encontrar tu marca  en los motores de búsqueda y además repercute en cuál será la primera impresión que tendrá el visitante de tu empresa.

La respuesta corta, entonces, es sí: los nombres de dominio siguen siendo muy importantes.

Seguramente lo primero que harás será elegir el nombre de tu sitio web y luego registrarlo en una entidad registrante para que te pertenezca y sea de tu propiedad hasta la próxima renovación.

Para saber si se encuentra disponible, existen diversas opciones en el mercado. Por ejemplo, puedes ingresar a Nominus si deseas buscar dominios. Escogimos esta plataforma que se destaca por buscar en múltiples países simultáneamente, además que puedes enviarles una lista de todas tus alternativas elegidas para que las analice en un solo paso, lo que es un ahorro significativo de tiempo hacia tu decisión.

Costos asociados a dominios

Registrar un dominio tiene un costo extremadamente bajo comparada con las otras actividades inherentes al marketing digital, como por ejemplo la publicidad en redes sociales o en Google, donde se deben pagar cada 1000 visualizaciones, o por cada clic obtenido.

 

Por ejemplo, si tu proyecto es relativo a turismo, y deseas registrar turistasenmexico.com.mx – al menos hoy disponible – el costo de es de $23.99 usd anuales, inclusive teniendo la posibilidad de tener en cuenta que el registro sea por cinco años. Cabe destacar que esta práctica es muy recomendable si tienes un horizonte a largo plazo, ya que no solo ahorrarás dinero, si que evitarás correr riesgos por olvidos en la renovación.

Hay que tener en cuenta el factor renovación anual porque muchas personas creen que por registrar un dominio ya les pertenece para siempre, pero la realidad es que si los dominios no son renovados expiran, y pueden ser adquiridos por otros usuarios que se percataron que ya no tenían dueño.

Hay casos resonantes de empresas que han perdido sus dominios. Inclusive hace pocos meses en Argentina un joven llamado Nicolás Kuroña se hizo famoso instantáneamente por registrar Google.com.ar que estaba disponible para la compra, aunque el gigante de Internet pudo recuperarlo a las pocas horas.

No todos tienen la misma suerte, y el olvido del registro puede significar perderlo para siempre, o someterte a una larga y costosa batalla judicial con destino incierto.

¿Cuáles son los beneficios tangibles de tener un nombre de dominio?

Los nombres de dominio pueden beneficiar a las empresas de la siguiente manera:

– Llegar a su mercado o público objetivo

-Mantener la propiedad de la marca

– Construir una presencia en línea

– Establecer expectativas

– Desarrollar credibilidad

– Impulsar el SEO

-Competir con otras empresas

Para que estos beneficios ocurran hay ciertos lineamientos qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un dominio .

–       Que sea corto y conciso

–       Que incluya la palabra clave más importante del negocio

–       Que sea memorable fácilmente

–       Que no contenga caracteres especiales y difíciles de recordar

Si hablamos de SEO o posicionamiento web en buscadores la idea principal es posicionarnos en los primeros puestos de Google para que más usuarios vean tu marca u conozcan tu negocio. Parece simple pero es un trabajo arduo y complejo. Y si bien el nombre no asegura que eso ocurra, es un buen primer paso para lograrlo.

La importancia de un nombre de dominio en SEO

El perfil de backlinks de un sitio web, la calidad del contenido y la usabilidad son solo tres de los muchos factores de clasificación de Google que deciden qué sitios web se ubican en la parte superior de la lista de resultados y cuáles no.  Un buen ranking es crucial para todo proyecto web, ya que la mayoría de los clientes potenciales llegan a tu sitio web a través de motores de búsqueda y el buque insignia de cada sitio web es un nombre de dominio apropiado.

El propietario del dominio decide si se compone del nombre de la empresa, palabras clave relevantes u otras combinaciones de palabras.  Si la elección del nombre tiene un impacto directo en la clasificación de Google o no, siempre ha sido un tema muy debatido, por lo que hemos resumido todos los factores importantes sobre los nombres de dominio.

Hasta hace unos años, se pensaba que los dominios que contenían una palabra clave relevante tenían una ventaja sobre los rankings de Google sobre los que no la tenían.

Siguiendo el ejemplo, registrar turistasenmexico permitía rápidamente estar en primeros puestos para la búsqueda en Google “Turistas en México”.

El razonamiento fue que tener palabras clave coincidentes en los nombres de dominio permitía a los usuarios establecer un vínculo entre el término de búsqueda y el sitio web.

Esto debería tener un efecto positivo en la tasa de clics (CTR), lo que fomenta una clasificación más alta en Google.  En 2012 hubo una actualización del algoritmo: desde entonces, Google ha verificado la relevancia de los ‘dominios de coincidencia exacta’.

Como resultado, tienden a favorecer los sitios que ofrecen valor y contenido relevante.  Esto significa que aparecen menos dominios de palabras clave en los resultados de búsqueda y que la función general de los dominios de palabras clave es cada vez menos importante, si bien en la práctica sigue teniendo aún cierta relevancia.

Cabe destacar que hay más de 200 factores diferentes que influyen en la determinación del orden de los resultados de búsqueda mostrados en las SERPs.  Algunos de los factores ya se conocen y se han confirmado oficialmente, pero otros se mantienen deliberadamente en secreto.  Esto es para que el gigante de los motores de búsqueda pueda evitar una manipulación dirigida de sus resultados.

Dominios con nombres de marca

Si utiliza su marca como nombre de dominio, el usuario se dará cuenta de lo que le espera.  Esto, a su vez, conduce a una tasa de rebote baja y tiempos de retención más largos, que son importantes para el SEO.  El uso de la marca en su dominio no solo es relevante para el SEO, sino que también es especialmente importante para la imagen de su marca: si transmite una marca memorable en el nombre de dominio de su presencia en la web, fortalece el valor sentimental y, en última instancia, su identidad corporativa.

Extensión de dominio

Una pregunta en la mente de muchos seos es si las nuevas terminaciones de dominio son relevantes para el SEO, como por ejemplo .AGENCIA, .CLUB , .PAGE, .ONLINE

En los últimos años, se han introducido cada vez más dominios de nivel superior (TLD) para expandir el mercado de terminaciones de dominios tradicionales como .com.

Según declaraciones oficiales de Google, los nuevos TLD genéricos se tratan exactamente igual que los más establecidos, como .com y .org.

También es importante tener en cuenta los TLD específicos de un país.  Por ejemplo, un dominio .co.uk podría tener una clasificación bastante alta en el Reino Unido, pero tendrá dificultades para tratar de posicionarse en la parte superior de los resultados de búsqueda en los EE. UU.

Independientemente de las declaraciones oficiales de Google, los expertos a menudo confían en su propia experiencia.

Una vez definidos todos estos aspectos y volviendo a nuestra suposición inicial sobre un emprendedor o creador de contenido el siguiente paso más importante es realizar la registración del dominio porque de nada sirve elegir un nombre a la perfección si luego no puedes registrarlo, ¡porque te has demorado y ya ha sido ocupado!

 

CT