al Congreso
La propuesta establece una sanción de hasta 30 años de prisión y de 100 a 500 días de unidad de medida.

El diputado Nazario Norberto Sánchez, del grupo parlamentario de Morena en el Congreso de la ciudad, propone sancionar con severidad la portación y posesión de armas ilícitas, sin licencia o del uso exclusivo del ejército, por lo que envió una iniciativa al Congreso de la Unión.

La propuesta establece una sanción de hasta 30 años de prisión y de 100 a 500 días de unidad de medida y actualización, a quien porte un arma sin tener una licencia; a quien transmita la propiedad de un arma de fuego sin el permiso necesarios; porte un arma de uso exclusivo del Ejército o Fuerza Área; además, que tenga en posesión ilícita cartuchos o cargadores de armas de fuego, y a quien introduzca a territorio nacional de forma clandestina armas de fuego.

En el documento enviado al Congreso, el legislador lamentó el incremento del tráfico de armas, pues indicó que los grupos delictivos han iniciado una guerra entre ellos mismos, hecho que causa desorden e inseguridad entre los ciudadanos. Además, recordó que el gobierno planteó la utilización de tecnología intrusiva y no intrusiva en 58 puntos fronterizos para impedir el acceso de armas a México, misma que es parte de una estrategia binacional con Estados Unidos.

Te puede interesar: SCJN: omisiones legislativas en la Ley Nacional de Uso de la Fuerza

“Los diputados tenemos la responsabilidad de garantizar la seguridad y de hacer que se cumplan o se sancionen las conductas que atentan contra la vida de los habitantes de la ciudad y el País”, señaló.

Además, indicó que tan solo en 2019, en el informe de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC) y Protección Ciudadana sobre la incidencia delictiva del fuero común se desprende que en enero y febrero se cometieron 319 homicidios, de los cuales 22 fueron dolosos, y 173 por medio de un arma de fuego.

Te puede interesar: Por ‘tortura’, CNDH recomienda a FGR nueva investigación en caso Mario Aburto

En tanto, la justificación pone de manifiesto que aun cuando se ha intentado regular el uso de las armas en México, su adquisición ilegal ha ido en aumento, ocasionando que los grupos delictivos disparen los índices de violencia y de los homicidios. La población vive diariamente insegura y se ve orillada a conseguir armas o herramientas para su protección y seguridad.

 

JC