Mier Velazco
Foto: Facebook / Ignacio Mier. |

El coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco dijo que están en disposición de platicar con la oposición sobre su presupuesto alternativo para 2022 que están por presentar.

“Vamos a platicarlo, pero si tiene que ver con recuperar moches, etiquetados, como bien dijo el presidente del partido, si tiene que ver con la nostalgia de recuperar el ramo 23, no”, enfatizó el líder de los legisladores morenistas.

Por si te lo perdiste: Morena propone al Congreso de la Unión penas severas para el tráfico ilegal de armas

En cuanto a la reforma eléctrica presentada por el Ejecutivo federal, el coordinador de Morena en San Lázaro aseguró se tomarán todo el tiempo necesario para construirla y no se cansarán de invitar a la oposición para hacerlo.

Sin embargo, puntualizó que no están dispuestos a ceder en cualquier propuesta que tenga que ver con comprometer la seguridad nacional; sobre el control de la industria; no detener la transición energética, y el despacho de electricidad debe ser dominado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Hay que entender que la industria eléctrica es un asunto de seguridad nacional para todos los países del mundo y quienes se atrevieron a soltarla, por ejemplo, España, hoy nos mandan recomendaciones a los mexicanos para que de ninguna manera lo permitamos”, expresó Mier Velazco.

Agregó que la generación, transmisión, distribución y venta de electricidad deberá quedar bajo el control del Estado mexicano, y eso, abundo, significa que pueda haber un control sobre las tarifas.

Por si te lo perdiste: Por ‘tortura’, CNDH recomienda a FGR nueva investigación en caso Mario Aburto

“(Tampoco) no podemos detener la transición energética. Para el 2050, 90% de todas las actividades que se desarrollen serán a través de la electricidad, cada año se venden en México un millón de autos, debemos generar las patentes a través la Comisión Federal de Electricidad para garantizar que haya autos eléctricos que estén al alcance del bolsillo de clases medias y populares”, dijo.

Aseguró que para el Gobierno federal la transición energética con energías limpias y renovables es una prioridad y tampoco se negociará reducir 54% de la participación de la CFE en la generación de energía limpia.

LDAV