Foto: Cuartoscuro / archivo / El área de análisis de Grupo Financiero Banorte considera que el aumento mensual de empleo puede estar relacionado con el regreso a clases

En septiembre aumentó el empleo en México, lo cual se reflejó en una menor tasa de desempleo, no obstante, el sector más beneficiado fue el informal.

El área de análisis de Grupo Financiero Banorte considera que el aumento mensual de empleo puede estar relacionado con el regreso a clases.

La tasa de desocupación como porcentaje de la Población Económica Activa (PEA) disminuyó a 4.2% desde 5.1% en septiembre del año pasado, lo que significó una reducción de 344 mil personas que no trabajan pero están buscando hacerlo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre septiembre de 2020 y 2021, la población desempleada pasó de 2.75 millones a 2.40 millones de personas en búsqueda de alguna oportunidad laboral.

El reporte de Inegi deja ver que el mayor porcentaje de desempleados, según la edad, se concentró en la población entre 25 y 44 años (48.1%); y según el nivel de escolaridad en en las personas con estudios superiores al nivel básico (85.1%).

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) muestra que la población económica activa creció en 3.9 millones de trabajadores, es decir, la tasa de participación creció 58.4% respecto a septiembre del año pasado, resultando en un total de 57.5 millones de personas con trabajo para el noveno mes del año.

Pese a los resultados positivos, en comparación con el mes anterior, se registró un retroceso.

Mientras que en agosto se observó una participación de 58.2 millones de personas económicamente activas, en septiembre la cifra descendió a 57.5 millones, dando como resultado una reducción mensual de 654 mil personas sin actividad económica, en comparación con el mes anterior.

En ese sentido, Grupo Financiero Banorte apunta que, a pesar de que las condiciones parecían ser mejores, estiman que la aceleración en casos de Covid-19 durante agosto pudo impactar negativamente en septiembre en el rezago de las decisiones de los negocios y en los persistentes impactos en algunos sectores.

Asimismo, indican que, aunque los resultados son negativos y representan una señal adicional de advertencia para la actividad económica, será hasta los siguientes meses donde se podrá medir el repunte tras la tercera ola de Covid-19.

Finalmente, Banorte externó que, pese al entorno complicado en los resultados de septiembre, esperan que sea más positivo en los siguientes meses, con expectativas de que las pérdidas recientes se reviertan hacia el último trimestre de 2021.

Destaca que el personal ocupado en el sector informal es de 30.96 millones de personas, las cuales no cuentan con seguridad social ni participan en las Afores, superior a las personas que forman parte del mercado formal de 24.15 millones.

Infografía: Juan Ángel Espinosa

Nuevas contrataciones con bajos ingresos

De acuerdo con el informe mensual de Ocupación y Empleo de Inegi, los ingresos que perciben las personas que participan en el sector formal son bajos.

El estudio muestra que crecieron los trabajos que ofrecían entre uno hasta dos salarios mínimos y hubo menos contratación con remuneraciones con más de tres hasta cinco salarios mínimos.

Los puestos con un salario mínimo crecieron 0.7% en un año y los de dos salarios mínimos 1.9%.

Las plazas remuneradas con dos a tres salarios mínimos tuvieron una contracción de 1.4%; mientras que los segmentos de tres salarios mínimo en adelante disminuyeron en promedio 0.3% en un año.

Del total de ocupados, 38 millones de personas (68.9%) operan como trabajador subordinado y remunerado, cifra mayor en 3.2 millones de personas en su comparación anual; 12.4 millones (22.5%) trabajan de manera independiente.

En la ENOE, también informan que la población subocupada, es decir, personas que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas de lo que su ocupación actual les demanda, se ubicó en 6.8 millones de trabajadores, siendo un cifra inferior en 1.2 millones en comparación con septiembre de 2020.

Al respecto, Julio Santaella Castell, el presidente del Inegi, a través de su cuenta de Twitter, apuntó que, pese a la disminución de población subocupada en relación con los máximos registrados durante el confinamiento, la tasa se encuentra “atorada” en niveles muy superiores a los pre pandémicos, opinión que coincide con el análisis económico de Banorte.
LEG