Foto: Quadratín / archivo / La Sección XVIII de la CNTE se mantiene en plantón en las vías del tren, en Caltzontzin, desde el 31 de julio pasado

El bloqueo a las vías del tren que realizan integrantes de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) cumplió ayer cien días en la localidad de Caltzontzin, en el municipio de Uruapan, Michoacán, y sigue sin avances que lleven a su resolución.

TE PUEDE INTERESAR:    VIDEO. Comunidad maya retoma tradición de «limpia de huesos» tras pandemia

Los miembros del denominado Grupo Poder de Base son quienes han mantenido la protesta, la cual iniciaron el pasado 31 de julio con un primer bloqueo, que concluyeron el 20 de agosto, para luego volver a la zona dos días después y mantenerse en ese tramo hasta hoy.

Otro punto bloqueado son las vías del tren en la avenida Siervo de la Nación, en Morelia, mientras que en Pátzcuaro se mantienen en plantón desde el pasado 21 de septiembre y con carácter de indefinido.

Ayer, los maestros irrumpieron en la ceremonia cívica Mártires de Uruapan, que encabezó el gobernador michoacano, Alfredo Ramírez Bedolla, para exigir el pago de las tres quincenas que aún les deben, además de bonos y prestaciones.

DAÑOS ECONÓMICOS

Las afectaciones a la industria siguen actualmente con diez trenes, que contienen 48 mil 719 toneladas de carga inmovilizada provocando daños a la industria del combustóleo, química, acero, cemento y contenedores de intermodal.

La Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC) indicó que los daños se centran en las industrias acerera, automotriz, agroindustria, cementera y autoservicio.

 

LEG