Foto: Cuartoscuro / archivo / La aplicación móvil para recabar el respaldo ciudadano, garantiza la protección de datos personales y dota certeza al proceso, señaló el INE

La aplicación móvil para recabar el respaldo ciudadano, requisito para celebrar la revocación de mandato, garantiza la protección de datos personales y dota certeza al proceso, señaló el Instituto Nacional Electoral (INE).

En sesión extraordinaria, ayer el Consejo General comprometió que la recolección de firmas se hará de forma auténtica y transparente.

Destacó que el proceso de verificación de rúbricas ha sido probado en otros mecanismos como Candidaturas Independientes, Iniciativas Ciudadanas y la constitución de nuevos partidos a nivel local o federal.

Ante la propuesta del partido Morena, de modificar los Lineamientos para la organización de la revocación de mandato, y aceptar formatos en papel en todo el país, el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova Vianello, evidenció los problemas que impiden a la autoridad electoral reconocer un acuerdo aprobado por la Junta de Coordinación Política que pretende ser la base para el cambio solicitado.

Los principales problemas, abundó, se suscriben a un acuerdo que incumplió el proceso legislativo previsto en el artículo 72 de la Constitución y al hecho de que el asunto está sujeto a una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el cual es la única instancia para definir el uso o no de la aplicación móvil, así como la propia retroactividad de la medida.

También recordó que el régimen transitorio de la reforma constitucional prevé sólo 20 días para la revisión de los apoyos que se recolecten, por lo que, de aceptar firmas en papel, se requiere de una ampliación de plazo, considerando que para la Consulta Popular de este año fueron necesarios 45 días para revisar 2 millones de firmas en papel, de las cuales 1 de cada 5 resultaron falsas.

LEG