La joven destacó que "todo salió bien" que "solo se rieron un poco y revisaron que el medidor estuviera bien"

Una joven se viralizó en las redes sociales por publicar la terrible experiencia que pasó al quitar el medidor de luz de su casa, esto para llevarlo a unas oficinas de CFE para que lo arreglaran.

La usuaria jalisciense de nombre Arandhi Correa relató en un hilo de Twitter lo que le pasó por llevar su medidor al personal de CFE para que lo revisarán.

Te podría interesar; VIDEO. Mujer se disfraza de Llorona para espantar a sus vecinos; la matan a balazos

«Se rieron de mí en la CFE por traer mi medidor, dicen que ellos van y lo quitan. Ok, yo no lo sabía, les prometo que no quería venir cargando bajo el sol una cosa que pesa mil kilos», escribió la usuaria.

Asimismo, destacó que «todo salió bien, solo se rieron un poco y revisaron que el medidor estuviera bien», aunque recriminó las criticas que le hicieron por quitar el medidor, pues argumenta que ella no lo hizo, que solamente lo llevó a las oficinas.

Afortunadamente, el suceso quedó en una anécdota graciosa, pues el artículo 368 del Código Penal Federal destaca que cuando un usuario altera los equipos en donde se recibe el suministro eléctrico podría ser condenado hasta a 10 años de prisión y una multa de mil días de salario mínimo.

Aunque la joven dice que no quitó su medidor y que solo lo llevó a las oficinas de CFE ¿Cometió un delito o no? ¿Qué opinas?

Te podría interesar: VIDEO. Captan a niña robándose una bicicleta en Puebla ¡en cinco segundos!

EAM