Foto: Cuartoscuro / archivo / Marisol, quien acudió a la plaza Lindavista, en la GAM, dijo que ante el anuncio del semáforo en verde se siente más segura

La pandemia sigue, pero cada vez más personas vencen al miedo de salir a lugares públicos; les ayuda que ya tienen la vacuna y que las autoridades decretaron que la alerta se redujo al nivel más bajo.

Mientras espera a que inicie su película en la Cineteca Nacional, Sofía Barrientos comenta que ella ya se siente más segura. «Una, porque ya estoy vacunada y mi familia también ya está vacunada. Y dos, porque los casos han bajado. No sé si sea momento para lo del semáforo verde, pero sí creo que ahí vamos, sí me siento más segura».

Su novio, Óskar Acosta, se muestra de acuerdo: «Ya toda mi familia está vacunada y ya me siento un poquito más tranquilo para poder salir. Siento que es un poco temprano para el semáforo verde y retomar todas las actividades, pero mientras tengamos distanciamiento social y el uso de cubrebocas, espero podamos tenerlo todavía».

Jennie, una joven que descansaba recostada en el pasto sin cubrebocas, también dice sentirse más segura en esta fase de la pandemia. «Ya lo sabemos manejar. No me siento confiada, pero sí más tranquila, cómo salir, cómo comportarme, qué hábitos tener».

En las plazas comerciales es parecido.

Marisol, quien acudió a la plaza Lindavista, en la GAM, dijo que ante el anuncio del semáforo en verde se siente más segura, “con más confianza, en las plazas comerciales tratan de cuidarnos y así ellos no dejan de obtener ganancias; debemos seguir teniendo cuidado”.

En Parque Lindavista las medidas comienzan a relajarse. En las entradas se encuentran códigos QR para escanear y en caso de algún contagio sea notificado, pero ninguna persona realizó este proceso. Los sitios dedicados a ventas de comida se observan con bastante afluencia.

“Los fines de semana es donde más se nota el cambio, las ventas han incrementado y pues la única medida que siguen es la del cubrebocas, pero muchos se lo quitan varias veces”, comenta Laura, quien atiende un local.

Iván, quien tiene un local de accesorios para celular, expresa que “Hay gente que muy quitada de la pena viene sin cubrebocas, muchas sí, pero muchos no lo toman en serio, y de hecho nunca he visto que la seguridad le diga algo a esa gente.”

LEG