El Gobierno federal no debería minimizar los hechos ocurridos ayer en la refinería de Dos Bocas.

Un enfrentamiento entre trabajadores y policías estatales que cuidan la obra arrojó, según datos extraoficiales, tres heridos graves -dos de ellos de bala- y un muerto.

Hasta el cierre de este espacio, no había información oficial sobre lo sucedido, solo las declaraciones de la secretaria de Energía, Rocío Nahle y un boletín de la empresa ICA Fluor.

Nahle dijo desconocer los hechos, pese a que cuando fue entrevistada habían pasado horas de haber ocurrido.

“Son 10 o 12’’, dijo, que ni siquiera eran trabajadores de la obra pues ella “no los reconocía’’.

La empresa, por su parte, aseguró que se pagaban en tiempo y forma salarios y prestaciones acordados pero, al igual que Nahle, afirmó que las protestas eran organizadas por gente desconocida.

Las protestas y provocaciones, según ICA Fluor, han sido organizadas «por personas no identificadas ni reconocidas en el contrato colectivo de trabajo que se tiene con la empresa’’.

El problema de fondo es que los trabajadores protestan porque les fue impuesto un sindicato que les cobra “moches’’ por dejarlos trabajar y cuotas semanales que van de los 200 a los 400 pesos dependiendo del salario del trabajador.

De eso ni la secretaria de Energía ni la empresa dijeron nada.

Y es que la construcción de la refinería ha sido botín de propios y extraños,
Tan solo el Paquete 1, que es el escenario del conflicto, tiene un valor aproximado de 2 mil millones de dólares.

ICA Fluor obtuvo, al subdirector de Proyectos Industriales, Leonardo Cornejo, los Paquetes 1 y 3 además del 4 que originalmente había sido asignado a la empresa KBR.

Junto con el director del Proyecto de Dos Bocas, Ascensión Medina Nieves, director de Proyectos de ICA Fluor, han obtenido contratos envidiables por asignación directa en este Gobierno.

Entre ellos, el de la reconversión de la refinería de Salamanca DCPA-SO-SILN-SPR-GPAC-A-4-14, en conjunto con ODEBRECHT; el de la Planta de Coque en la Refinería de Tula y su reconfiguración recientemente anunciada, en la que ejecutarán el 80% del proyecto.

Si la disputa es por el contrato colectivo de trabajo, ¿por qué no se hace un recuento como indica la ley para resolver el problema?

¿O el Gobierno y la empresa tienen un sindicato preferido?

****

El canciller Marcelo Ebrard asegura que competirá por la candidatura presidencial por Morena y que no tiene otra opción contemplada…por el momento.

Ebrard ha sido reservado en cuanto a sus opiniones respecto a la promoción abierta de Claudia Sheinbaum, pero al igual que Ricardo Monreal pide un piso parejo que no existe y que no existirá.

El método de selección será, hasta ahora, la famosa encuesta que nadie conoce y que a nadie entrevista; Monreal pide que haya una elección primaria y que sean los militantes de Morena los que decidan a través del voto secreto y directo.

Ajá.

Ebrard se hizo a un lado en el 2012 para que compitiera López Obrador.

¿Será hora de que le devuelvan el favor?
****

Como ocurrió con Michoacán, el Gobierno federal saldrá al rescate de la futura gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado y se comprometió a pagar los adeudos que el Gobierno estatal tiene con los trabajadores del sector salud.

El acuerdo fue anunciado ayer por el dueño de la FSTSE, Joel Ayala Almeida.

Está bien que el presidente López Obrador tenga sus filias y sus fobias, pero al final son los ciudadanos los que terminan pagando el pleito.

¿Por qué el rescate no se hizo antes?

LEG