Foto: @linozentella / Los manifestantes exigen desde el martes pasado mejoras laborales y salariales, así como el pago de horas extra

El conflicto en la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, escaló en su segundo día de paro, cuando se registró un enfrentamiento entre trabajadores y elementos de la Policía estatal así como de la Marina; en tanto, la constructora ICA Fluor acusó provocaciones.

La madrugada de este miércoles, trabajadores en paro bloquearon el paso de la carretera Puerto Ceiba-Paraíso, donde se encuentra la entrada principal a la construcción de una de las obras emblema del Gobierno federal.

TE PUEDE INTERESAR:   Paro de gaseros le pega a usuarios en el bolsillo, acusan

En tanto, un contingente de seguridad pública y seguridad interna de Petróleos Mexicanos (Pemex) se encontraban en custodia de los accesos de las instalaciones.

De acuerdo con medios locales, durante la mañana de ayer los trabajadores intentaron ingresar por el acceso 2, pero elementos antimotines les negaron la entrada, lo que derivó en un enfrentamiento, en el que se hizo uso de gas lacrimógeno y balas de goma, dejando a personas con lesiones en costillas, cuello y piernas.

Hasta el cierre de esta edición, reportaban que al menos tres trabajadores fueron heridos y, posteriormente, transportados por sus compañeros -según se observa en diversos videos difundidos en redes sociales- a hospitales del municipio de Paraíso.

Los manifestantes exigen desde el martes pasado mejoras laborales y salariales, así como el pago de horas extra, fueron dispersados con gases lacrimógenos y balas de goma.

Luego del choque, la constructora ICA Fluor aseguró que se han cumplido con todas las obligaciones de acuerdo con lo acordado con la representación sindical.

TE PUEDE INTERESAR: Presume Salcedo Aquino avance contra corrupción e impunidad

“Todas las obligaciones patronales, salariales, seguridad social, física e integral, así como con las correspondientes prestaciones de ley para todos los trabajadores, (están) en cumplimiento con lo acordado con la representación sindical”, indicó mediante un comunicado.

La constructora agregó que la presencia de elementos de seguridad en las instalaciones federales «para proteger a los trabajadores ante las protestas y provocaciones que se han presentado organizadas por algunas personas no identificadas ni reconocidas en el contrato colectivo de trabajo que se tiene con la empresa”.

Desde el martes se habla de alrededor de cinco mil trabajadores que demandan un mejor contrato, pese a ello el Gobierno federal ha minimizado la protesta.

La refinería de Dos Bocas, junto con el Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía y el desarrollo del istmo de Tehuantepec, son parte de las megaobras impulsadas por la actual administración.

Durante su Tercer Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en julio del año próximo se terminará también la nueva refinería de Dos Bocas, » con capacidad para procesar 340 mil barriles diarios».

Esta no es la primera vez que ocurre un paro en el lugar, en febrero pasado trabajadores de ICA Flour ya habían demandado salarios justos y equipo de protección para evitar contagios por Covid-19, luego de que las obras continuaran durante la pandemia debido a que fue considerada como prioritaria en el Diario Oficial de la Federación del 23 de abril de 2020.

Y Gobierno federal minimiza protestas

Por: Marco Fragoso y Jorge X. López

El presidente Andrés Manuel López Obrador y la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle; minimizaron el conflicto que se registra en la refinería de Dos Bocas, Tabasco.

Durante su conferencia de ayer, el mandatario dijo que se trata de un asunto de sindicatos y consideró que se trata de un paro momentáneo.

“Es un asunto entre sindicatos. La empresa ICA tiene trabajadores de un sindicato y hay otro sindicato que le está compitiendo (…) y por eso ayer hubo un paro parcial, estamos hablando nada más de la empresa ICA», comentó.

Asimismo, afirmó que los trabajadores tienen sueldos justos y prestaciones. «Porque no es que se esté pagando mal a los trabajadores, tienen todas sus prestaciones y tienen sus sueldos justos, el problema es que se pelean los sindicatos, los líderes para tener el control».

Y pidió que la problemática se resuelva de manera pacífica y con diálogo.

Más tarde, al salir de una reunión en Palacio Nacional, la titular de Sener dijo que no son trabajadores del Gobierno los heridos en el enfrentamiento.»Hay tres personas que están detenidas ya, ICA Fluor hizo la denuncia y es todo el saldo», externó.

Cuestionada sobre si se utilizó algún tipo de gas para dispersar a los empleados, Nahle dijo que desconocía «qué se haya utilizado» para contener la protesta, y explicó que la manifestación se realizó afuera de las instalaciones.

«No fue para sacar (a manifestantes), no entraron a la refinería, no se les permitió el ingreso desde las 7 de la mañana, y ellos afuera empezaron a lanzar piedras y a hacer un manifiesto ahí».

Incluso aseveró que desde el Gobierno de México no van a permitir que haya desorden en la construcción de la refinería y respaldó el dicho del presidente sobre que es un pleito de sindicatos, por lo que acusó que un grupo de entre 10 y 12 personas están detrás del paro.

Por separado, el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez, aseveró que los trabajadores de la refinería de Dos Bocas tienen las mejores condiciones de trabajo posibles.

Luego de asistir a la instalación de la Coordinación Temática de Medio Ambiente y Recursos Naturales del grupo parlamentario de Morena, enfatizó que habrá que cuál es el origen del conflicto, “pero nosotros no estamos ni por la represión ni por el uso de la fuerza pública contra la gente”.

Critica oposición manejo de crisis

Personajes de partidos de oposición criticaron la postura del Gobierno federal ante el conflicto que se mantiene desde hace dos días en la refinería de Dos Bocas, Tabasco.

La diputada local en Tabasco, Soraya Jiménez (PRI) aseguró que se está mal informando al Presidente de la República, pues sostuvo que el conflicto en la construcción de la refinería de Dos Bocas no es sindical, sino un tema de explotación.

“Quienes hoy se manifiestan no les han pagado lo justo porque los están haciendo trabajar más horas de lo que establece la propia ley. El conflicto de Dos Bocas es el resultado de una obra mal planeada, mal ejecutada y que hoy está teniendo consecuencias.

“La secretaria (de Energía) Rocío Nahle nos está fallando. Este proyecto carece de la suficiente planeación administrativa y operativa. Nos están dando la razón los hechos”, expuso la legisladora, quien además considera que este proyecto es el de mayor importancia en la actual administración.

Mientras tanto, en Twitter, el expresidente Felipe Calderón escribió: “Que se respeten los derechos de los trabajadores en la refinería de mi compadre. Hipocresía, incongruencia. Fariseos”.

En respuesta a este fraseo del refrán “hágase la voluntad de Dios en la milpa de mi compadre”, la secretaría de Energía colocó una fotografía en la que se dibujó infraestructura petrolera y la acompañó con la frase: “¿Será que usted Felipe Calderón se refiere a esta refinería en Tula?”

El experredista Fernando Belaunzarán se sumó a los cuestionamientos hacia el Gobierno y colocó en su cuenta de Twitter una fotografía de Andrés Manuel López Obrador cuando “fue reprimido a fines del siglo pasado en Tabasco por protestar contra Pemex. Hoy reprime trabajadores por hacer lo mismo en Dos Bocas. AMLO va que vuela para ser el Daniel Ortega mexicano”.
LEG