ingeniero
Foto: SSC. | Esto lo logró por medio de la plataforma Skype y con él suman 14 casos de reos que se titulan en reclusión

Víctor Francisco González, quien está preso en el Reclusorio Preventivo Varonil Sur, pudo titularse como ingeniero por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tras realizar su examen profesional “Dispositivos de Microondas” de la Facultad de Ingeniería.

Con él suman 14 casos de personas privadas de la libertad que se titulan en reclusión gracias al acuerdo de trabajo con la Máxima Casa de Estudios.

Es así que, de 2006 a la fecha, se han titulado en Licenciatura 47 personas privadas de la libertad en la Ciudad de México.

Te podría interesar:
Investigadores de la UNAM hablan sobre el Premio Nobel de Física 2021

El Subsecretario de Sistema Penitenciario de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, Hazael Ruíz Ortega, mencionó que se ha logrado la colaboración de diversas universidades, entre las que se encuentran también la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), con el objetivo de motivar a las personas privadas de la libertad que cuentan con estudios truncos a nivel profesional para que los concluyan.

Comentó que el Sistema Penitenciario se organiza sobre la base del respeto de los derechos humanos, del trabajo, de la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte, como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad, como lo señala el Artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

De Víctor destacan los logros como ganador del Premio Nacional de la Juventud 2011, con el proyecto “Globos de Cantoya, Difusión de la Cultura Tradicional”, a través de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, el cual fue expuesto en diferentes países como Brasil y Corea del Sur; así como su participación en el proyecto del Primer Satélite de Telecomunicaciones de Bolivia, denominado TUPAK KATARI, a invitación del Gobierno de ese país.

Actualmente, el 55% de las personas privadas de la libertad de los 13 centros de reclusión de la Ciudad de México están matriculadas y cursando desde la educación básica y hasta posgrado, otros con cursos extraescolares, según se informó en un comunicado.

 

CT