Foto: Cuartoscuro / archivo / La Conagua indicó que a partir de hoy el meteoro comenzará a recurvar hacia las costas de BCS y tomará fuerza a categoría 2 con trayectoria a Sinaloa

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitió una alerta ante los efectos que puede provocar la depresión Dieciséis-E, la cual -al cierre de esta edición- se esperaba se convirtiera en la tormenta tropical de nombre Pamela, y en los próximos días tomar fuerza de huracán, categoría 3, en las costas de Sinaloa.

TE PODRÍA INTERESAR:   Quintana Roo nuevamente está de pie: Carlos Joaquín

El organismo informó que el fenómeno meteorológico que se desarrolla en el Pacífico tocaría tierra entre Culiacán y Mazatlán, entre la noche del miércoles y madrugada del jueves próximos, lo que provocará vientos fuertes además en Durango, Nayarit y Jalisco.

Ayer, la depresión Dieciséis-E se desplazaba con vientos de entre 63 y 119 km/h, con dirección hacia el sur de las costas de Michoacán, Colima y Jalisco.

La Conagua pronosticó que a partir de este lunes, el fenómeno meteorológico comenzará a recurvar, se dirigirá hacia las costas de Baja California Sur, con vientos de entre 119 y 153 kilómetros por hora, y tomará fuerza a categoría 2 con trayectoria hacia Sinaloa.

TE PODRÍA INTERESAR:  Cancelan concierto de Christian Nodal en terreno dañado de Valle de Guadalupe

Asimismo, abundó que al tocar tierra, Pamela continuará desplazándose hacia Durango, donde se degradará rápidamente a depresión tropical, aunque sus remanentes afectarán a Zacatecas, Chihuahua y Coahuila.

PREVÉN INUNDACIONES Y DESLAVES

Asimismo, en su recorrido, Pamela provocará lluvias de intensas a torrenciales con posibles deslaves, inundaciones y aumento en los ríos y arroyos, así como vientos de muy fuertes a intensos en Baja California Sur, Sinaloa, Durango y Nayarit; oleaje de cuatro a seis metros en costas de Sinaloa y de dos a cuatro metros en Baja California Sur, Nayarit y Golfo de California.

El subdirector general técnico de la Conagua, Humberto Marengo Mogollón, explicó que ante las afectaciones que podrían generar las lluvias e inundaciones, así como deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros, se mantiene especial vigilancia en arroyos y presas de Baja California Sur, Durango, Jalisco, Nayarit y Sinaloa.

 

LEG