Régimen Simplificado aumentará base tributaria
Foto: Cuarroscuro

La obligación que tendrán los jóvenes a partir de los 18 años de inscribirse en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene un fin más enfocado a eliminar la cultura de la evasión fiscal, y combatir a las empresas factureras y el robo de identidad, aseveró Raquel Buenrostro.

La jefa del SAT puntualizó que no se trata de terrorismo fiscal, sino que “todo el mundo” tiene que pagar sus contribuciones porque aquí, y en el resto de los países del mundo son una política de Estado para hacer una redistribución de los ingresos.

Te puede interesar: SAT investiga implicados en Pandora Papers desde 2020; logró cobro por 5.8 mmdp

Luego de una reunión que sostuvo con los diputados integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, señaló que en la miscelánea fiscal para el año 2022, cuando entraría en vigor esta disposición, no se contempla alguna sanción por no hacerlo.

“Nosotros creemos que si las personas desde que empiezan a tener mayoría de edad son conscientes de que tienen que contribuir con su país, podemos ir eliminando esa búsqueda por no pagar impuestos y por ver cómo cometer evasión y elusión fiscal”, sostuvo la funcionaria.

Explicó que en el caso de las personas físicas se tienen los regímenes de asalariados y asimilados y un bloque de sujetos no obligados y mientras los jóvenes no tengan ingresos “es un sujeto no obligado, eso quiere decir que no presenta absolutamente nada de información y eso no le implica, obviamente, ninguna falta”.

Buenrostro enfatizó que se entrará primero en una etapa de transición hacia este nuevo registro y el SAT deberá hacer difusión y generar programas para promover y explicar a los jóvenes cual es la pretensión de las autoridades.

Te puede interesar: La nueva reforma eléctrica afectará nivel crediticio: Moody’s

“Lo que pensamos es trabajar conjuntamente, primero, con universidades públicas, con escuelas públicas para ir participando y ya si en algún momento están interesadas algunas escuelas privadas, pues también lo podemos hacer con escuelas privadas.

“Pero en un principio es nuestra obligación la difusión y la explicación, (…) yo no creo que el SAT tiene mala fama, yo creo que tiene buena fama, o sea, los evasores que son los que están en los Pandora Papers, esos son los que tienen mala fama porque nunca pagan impuestos y solo están buscando la manera de evadir”, expresó Raquel Buenrostro.

OH