Foto: Archivo Cuartoscuro

A cinco meses de la tragedia de la Línea 12 del Metro, donde murieron 26 personas y hubo decenas de heridos, Teófilo Benítez, abogado de algunas de las víctimas, manifestó que a la fecha no se ha escuchado que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, pida perdón por lo ocurrido el pasado 3 de mayo.

“De nueva cuenta, Sheinbaum y el Presidente pusieron más empeño en cuidar la estabilidad política y poco les importó la reparación integral de los damnificados. Se les olvida que no buscamos dinero, que no somos busca-pleitos, somos madres, padres, hermanos e hijos que no queremos que arrojen dinero a las tumbas de las víctimas para cubrir sus errores”.

En un comunicado, el litigante resaltó que sólo hay un dictamen técnico de la empresa noruega DNV, cuyos resultados ofenden a los afectados porque los únicos responsables de la Línea Dorada son el “pandeo” de las vigas y la falta de pernos funcionales en una longitud significativa.

Benítez refrendó que su equipo seguirá en la lucha legal y continuará enfrentando las perversiones del Gobierno: “Queremos que nos traten con dignidad y respeto, todos tenemos el mismo valor como seres humanos”.

Cabe recordar que desde el pasado 8 de septiembre, el abogado defensor exigió un nuevo diagnóstico para conocer las verdaderas causas del derrumbe de los trenes, pues aseveró que no pueden quedar en la impunidad los responsables de la construcción. 

Refirió que el dictamen presentado por DNV es una burla para las víctimas, los damnificados y la ciudadanía en general: “Es ilógico que dos vigas y la falta de pernos sean la causa del desplome. Queremos un estudio donde no se oculte nada”.

En aquella ocasión, Benítez dijo que solicitarían a Armando Ocampo, titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la CDMX, que cooperara en las investigaciones.

Subrayó que la nueva solicitud para hacer un análisis más profundo es un derecho que tienen las personas afectadas por el desplome, pues el que se presentó dejó muchas dudas.

LEG