El expresidente peruano Alberto Fujimori fue internado en una clínica de Lima por problemas respiratorios que sufrió la noche del viernes en prisión, informó a la AFP su médico de cabecera, Alejandro Aguinaga.

Fujimori «está internado porque tiene problemas respiratorios (…) Está con oxígeno y lo están evaluando», dijo Aguinaga tras visitar a Fujimori, de 83 años, en la Clínica Centenario Peruano Japonesa.

La crisis de salud se produce en momentos en que el gobierno anunció su intención de cambiarlo de prisión por considerar que está en una «cárcel dorada».

Horas más tarde, Keiko Fujimori, hija mayor del expresidente, informó que se hallaba estable y en franca evolución, aunque seguirá internado.

«Gracias a que se tomaron medidas inmediatas, él ya está estabilizándose y continúa bajo monitoreo estricto en la Unidad de Cuidados Intermedios. Le están realizando una serie de exámenes para tomar decisiones», tuiteó la líder opositora y excandidata presidencial.

Según el médico, el exmandatario (1990-2000) fue traslado de urgencia al hospital la noche del viernes desde la base policial en el este de Lima donde cumple una condena de 25 años de cárcel por crímenes contra la humanidad y corrupción.

Los médicos de la prisión le suministraron oxígeno al percatarse de que Fujimori no estaba respirando bien. Poco después decidieron que fuera trasladado a la clínica.

«Anoche estaba con mucho dolor torácico y desaturando. Los médicos decidieron trasladarlo. Por su edad es una persona de riesgo», señalo el médico y congresista del partido Fuerza Popular que lidera Keiko Fujimori.

«Está en observación en [la unidad de] cuidados intermedios de la Clínica», agregó.

Fujimori cumple una sentencia de 25 años de cárcel por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde un escuadrón de la muerte del ejército asesinó a 25 personas -un niño, entre ellas- en una supuesta operación antiterrorista cuando era mandatario.

Preso desde 2007, Fujimori ha padecido recurrentemente problemas respiratorios y neurológicos (parálisis facial) e hipertensión. En marzo, fue internado también por problemas respiratorios.

Un tribunal peruano había declarado infundado en mayo de 2020 un recurso de la familia que pedía la excarcelación de Fujimori ante el riesgo de contraer covid-19.

La resolución resaltaba que Fujimori es el único recluso de la base policial descartando la probabilidad de hacinamiento y contagio, como ocurre en otras prisiones del país sudamericano.

LDAV