Foto: AFP / En el país donde se fundó la Cruz Roja internacional aún existe una fuerte resistencia a este derecho

La ley del matrimonio igualitario se aprobó en Suiza… ¡por segunda vez!, pues la oposición del Parlamento de ese país europeo la echó abajo a finales del año pasado, cuando triunfó en una primer votación.

Y es que, aunque cueste creerlo, en el país donde se fundó la Cruz Roja internacional aún existe una fuerte resistencia a este derecho.

Los conservadores pusieron en pausa la primera aprobación y sometieron la ley a un referéndum, que perdieron este domingo.

La Camara baja del Parlamento aprobó el matrimonio igualitario en diciembre con 136 votos a favor, 48 en contra y nueve abstenciones. El resultado fue ratificado después por la Cámara alta, sin embargo, la Constitución del país con más de 8.5 millones de habitantes dicta que sus ciudadanos pueden someter a referéndum cualquier proyecto de ley promovido por la asamblea si se cuenta con un respaldo de al menos 50 mil firmas, recurso del que se valió la alianza de partidos conservadores para frenar la aprobación y convocar a estas votaciones.

Antes de esto, las parejas ya podían estar legalmente unidas, pero no había legislación respecto al acceso a servicios de adopción e inseminación artificial dentro del país.

Para promover el “No”, la campaña se enfocó en las consecuencias de permitir la inseminación artificial en parejas de mujeres.

Declaraciones afirmando que “el matrimonio entre personas del mismo sexo mata al padre” y pancartas con el dibujo de un bebé con la oreja marcada como ganado con el texto “¿Bebés por encargo?” fueron parte de los mensajes de una estrategia que, entre otras cosas, señalaba las concesiones en esta legislación como “mercantilización de niños”.

ABORTO GANA OTRA BATALLA

La República de San Marino también realizó votaciones en referéndum, pero por la legalización del aborto. Resultados provisionales de ayer indicaban que al menos 77% de los votantes de este país, de fuerte tradición católica, optó por darle a las mujeres la decisión de abortar hasta las 12 semanas de embarazo.

 

LEG