Foto: AFP / Emmanuel Macron y Joe Biden afirmaron ayer en una llamada telefónica que una consulta abierta “entre aliados” habrían evitado la crisis de los submarinos australianos

El temor de que se diera por iniciada una nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China, en el marco de la 76 Asamblea General de la ONU, se disipó una vez que la crisis estalló… pero con Francia.

Todo comenzó hace unos días, cuando se da a conocer que Australia revocó la compra a Francia de una docena de submarinos con combustible diésel y optó por otros de propulsión nuclear con tecnología de los Estados Unidos, hasta ahora sólo compartida por el Reino Unido.

Y es que, según trascendió, el producto francés se había quedado obsoleto, además que la fabricación se retrasó y encareció.

Pero el tema no terminó ahí, se formalizó una nueva asociación de seguridad trilateral entre Australia, Reino Unido y Estados Unidos: Aukus (Australia-United Kingdom-United States), bajo la sombra de China y Francia, este último ya enojado por el desdén comercial.

Como en el periodo que marcó la segunda mitad del siglo XX, la Guerra Fría no supone un enfrentamiento militar ni directo entre naciones, sino hostilidades a través de otras naciones, pactos o tratados comerciales.

Los presidentes de Francia y EU, Emmanuel Macron y Joe Biden, respectivamente, afirmaron ayer en una llamada telefónica que una consulta abierta “entre aliados” habrían evitado la crisis de los submarinos australianos.

Los dos dirigentes se reunirán en Europa a finales de octubre, y decidieron poner en marcha un proceso de consultas en profundidad destinado a establecer las condiciones para garantizar la confianza, especificó más tarde un comunicado conjunto del Elíseo y la Casa Blanca.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS

FRASE

“Los dos mandatarios han decidido abrir un proceso de consultas en profundidad, encaminadas a crear las condiciones para asegurar la confianza y proponer medidas concretas hacia objetivos comunes (…) el embajador francés regresará a Washington la próxima semana”
Comunicado conjunto
de Casa Blanca y Eliseo

LEG