delincuencia
Foto: Pixabay / El Inegi estima que durante el año pasado, 21.2 millones de personas fueron víctimas de algún delito, y se cometieron 27.6 millones de delitos

Durante el año pasado, la inseguridad y la delincuencia costaron 277.6 mil millones de pesos –en pérdidas económicas y medidas preventivas– a las víctimas de algún delito, lo que equivale a un promedio de 7 mil 155 pesos por persona afectada, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, dicho monto de 277.6 mil millones de pesos, representó el 1.85% del Producto Interno Bruto (PIB), informó el instituto durante la presentación de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021.

En 2020, las pérdidas económicas a consecuencia de haber sido víctima de algún tipo de delito, ascendieron a 185.2 mil millones de pesos; mientras que el gasto estimado por los hogares para implementar medidas preventivas a consecuencia de la inseguridad y la delincuencia fue 92.4 mil millones de pesos.

Además, el Inegi estima que durante el año pasado, 21.2 millones de personas fueron víctimas de algún delito, y se cometieron 27.6 millones de delitos.

Como parte de las medidas preventivas a consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares, los mexicanos gastaron 92.4 mil millones de pesos.

Por tipo de medida preventiva en las casas, prevaleció el cambio o colocación de cerraduras y candados en 23.8%, así como el cambio de puertas y ventanas en 19.6%. También, en el 13.5% de los casos se optó por colocar rejas o bardas; el 10.5% realizó acciones conjuntas con sus vecinos; y el 4.6% prefirió comprar un perro guardián.

En tanto, las pérdidas monetarias por haber sido víctima de uno o más delitos, en las que se incluyen los gastos a consecuencia de daños en la salud, alcanzaron los 185.2 mil millones de pesos.

En la ENVIPE también se estiman las pérdidas monetarias promedio anuales por tipo de delito, en las que se considera el número de personas que fueron afectadas.

En ese sentido, las víctimas de robo total de vehículo tuvieron una pérdida promedio de 30 mil 673 pesos; el fraude bancario y al consumidor –cuando éste realizo su pago por un producto o servicio que no fue entregado–, representó un daño de 8 mil 817 pesos.

En la categoría de “otros robos” no especificados, entre los que se incluye el carterismo, significó una pérdida de 8 mil 341 pesos para la víctima; y en “otros delitos”, en los que se contempla el secuestro y delitos sexuales, las personas perdieron 7 mil 401 pesos en promedio.

En tanto, en la extorsión, las pérdidas promedio por afectado se ubicaron en 7 mil 289 pesos; el robo en casa habitación en 5 mil 846 pesos y el robo o asalto en calle o transporte público en 5 mil 51 pesos.

La amenazas verbales representaron una pérdida de 2 mil 746 pesos en promedio para la víctima; el robo parcial de vehículo, 2 mil 140 pesos; y las lesiones mil 860 pesos.

En la encuesta del Inegi, también dan a conocer que, sólo el 10.1% de los delitos fue denunciados, de los cuales, únicamente en el 66.9% de los casos el Ministerio Público (MP) inició una carpeta de investigación.

LEG