Foto: Especial / Liset Cotera, fundadora de este festival que se ha consolidado como uno de los favoritos en el panorama nacional, aseguró que la edición pasada fue un año muy entrañable

Temáticas con gran relevancia en nuestra sociedad como la migración e incluso la desaparición toman parte importante en la programación de la 26 edición del Festival Internacional de Cine para Niños y (…no tan niños) que se llevará a cabo del 7 al 13 de noviembre en diversos fotos de Ciudad de México, además de extenderse por primera vez a Chiapas y Quintana Roo.

Liset Cotera, fundadora de este festival que se ha consolidado como uno de los favoritos en el panorama nacional, aseguró que la edición pasada fue un año muy entrañable pues festejaron el primer cuarto de siglo de existencia en medio de la pandemia, lo cual se hizo de manera virtual, por lo que para esta entrega se planteó una versión híbrida a través de la plataforma de FilminLatino.

“Estamos muy orgullosos de que nos extenderemos a Chiapas y Quintana Roo; vamos a estar en Tuxtla Gutiérrez en el Museo de la Niñez y en San Cristóbal de las Casas en el Musac; mientras que en Quintana Roo vamos a estar en Playa del Carmen con nuestros compañeros del Cine Club, una asociación civil que ha hecho un trabajo maravilloso llevando una opción cinematográfica a ese destino turístico y el Parque la Ceiba será el sitio de exhibición”, declaró Cotera a 24 HORAS.

La programación “es bastante linda”, misma que cuenta con 79 materiales, divididos en: 9 largometrajes. 16 cortometrajes de ficción, 26 cortometrajes de animación, 9 documentales y 19 cortometrajes realizados por niñas y niños.

“Desde sus inicios, el festival fue diseñado para poder exhibir el mejor cine que realizan profesionales interesados en trabajar para la niñez; de forma magistral han logrado retomar todas sus emociones y sensaciones para hacer un trabajo espectacular porque hacer cine para niños no es algo fácil, es un público bastante exigente y en La Matatena les ofrecemos cine con muchísima calidad”, añadió.

Cotera aseguró que aunque nunca han querido limitar o ceñir a una temática el festival ya que es poca la producción cinematográfica para niños y jóvenes. Sin embargo, le impresiona que entre los materiales que llegan para las curadurías se visualizan temáticas que tienen que ver con la migración y la desaparición.

“Estos materiales tienen mensajes de derechos humanos y una perspectiva de género, así como un carácter de muchas temáticas que tienen que ver una con otra de una manera transversal, pues por una parte estamos promoviendo un derecho cultural y un acceso a la información y contenidos de calidad y por otra parte, la posibilidad de impulsar su participación la empatía en la sociedad.

“En ese sentido es que creo que el cine tiene un gran impacto en los corazones, en las emociones de los niños y los jóvenes, con lo que como festival estamos abonando a una ciudadanía mucho más sensible a través del cine, teniendo una perspectiva del mundo muchísimo más amplia.

“A lo largo de estos 26 años de existencia, logro ubicar a una población mucho más empática, más informada. Cuando iniciamos el festival no había tantas actividades para ellos, empezaba a conformarse una agenda y una política pública sobre el derecho que tienen los niños y los jóvenes a la cultura”, sostuvo la también directora del festival.

Uno de los grandes cambios que se observan en esta nueva edición del evento es que desde sus inicios el material era realizado en 35 milímetros y ahora todo es digital, gracias a los celulares, por ejemplo.

“Yo sí he notado cambios, pero además nos ha tocado una pandemia que nos empieza a hablar de un nuevo orden que cambió nuestras prácticas culturales en términos de si antes íbamos al cine, mientras que ahora hay una gran variedad de plataformas en donde podemos disfrutar de este tipo de materiales. Pero también estoy convencida de que el cine se seguirá viendo y teniendo impacto en ese espacio tan especial y entrañable como lo son las salas cinematográficas”, finalizó Liset Cotera.

En esta edición, se contará con una variedad de opciones cinematográficas especialmente realizadas para niñas y niños, además de abrir un espacio para exhibir el cine realizado por infantes de diversos países, que muestran desde países lejanos y lugares cercanos, diversas tradiciones y costumbres que nos invitan a ser partícipes de su mundo.

Sabías que…

Entre los casi 80 trabajos fílmicos, la temática que sobresale cuentan con mensajes de derechos humanos y perspectiva de género.
LEG