Becerros
Becerros homenajean a Monterrey, Nuevo León, con su música, la cual es una fusión de diversos géneros. Foto: www.facebook.com/Becerros.mx

Los Becerros están de regreso con un par de temas en donde el acordeón, ese que adereza a la perfección las “norteñas”, predomina para darle vida a un ritmo en donde los distintos géneros musicales del mundo tienen cabida… Tras un ayuno auditivo de por lo menos un año la banda oriunda de Monterrey, Nuevo León, presenta, con bombo y tarola, “La fogata” y «Los borrachos no son machos» (Tributo a Cornelio Reyna).

En entrevista con Diario 24 Horas, Richi Caballero, acordeonista y primera voz, y Jorge Pkz Caballero, percusionista y baterista, cuentan que en el caso de “La Fogata” el tema nació por la simple onda de compartir: «imagínate en estos momentos de pandemia, lo que hemos estado viviendo. Es una rola que invita a sacudirte, bailar, estar con la familia, pasarla bien y sobre todo becerrear… ¡Sí señor!», narra Richi.

A decir de sus integrantes, Becerros, quien entre sus filas cuenta con exintegrantes e integrantes de bandas como Kinky, La Verbena Popular y Sussie 4, nace de la idea de dar vida a un sonido moderno pero inspirado en la música norteña, fusionada con otros estilos contemporáneos del mundo.

Te recomendamos: Avándaro logró que el rock mexicano perdiera la inocencia: Luis de Llano

“La música que hacemos es un homenaje a nuestra tierra. Aquí en el norte escuchamos mucho el regional desde pequeños. Venimos mi carnal y yo de familia musical. El acordeón era de mi abuelo y nuestro papá tocó con Los Plebeyos, quienes fueron exitosos acá en Monterrey. Del norteño saltamos a escuchar tropical y de chavo pues andas escuchando música de todos lados. Becerros es un resumen de nuestras vidas musicales”, confiesa Richi.

Para Jorge Caballero la vida es un ir y venir de música, pues siempre está presente de manera diversa: “En un playlist puedes agrupar a Lila Downs, Zoé, Alberto Pedraza, Los Invasores, Reik… Creo que es una constante y el ser humano está escuchando de todo, incluyendo lo que lo marcó en su niñez o juventud”.

Música en tiempos de pandemia

El Covid-19 vino a mover al mundo y mostrarnos la fragilidad del ser humano ante un virus que provocó pérdidas irremediables y encierros obligados. Cuestiones “que nunca nos hubiéramos imaginado”.

“Pasaron cosas que nadie deseaba, que no queríamos. Increíblemente pasaron cosas positivas también. Nosotros ya teníamos grabado el material, estábamos pensando cómo lanzarlo; se viene la pandemia y al mismo tiempo llega Groove House, nuestra casa disquera, y nos propone cómo trabajar y se arma la mancuerna. En tiempos de pandemia estuvimos preparando todo lo que íbamos a lanzar; nos arrancamos con ‘La Fogata’ y se vienen más canciones”, cuenta el vocalista de Becerros.

Sobre el camino a seguir y la trascendencia de su música, Pkz Caballero considera que el que los recuerden será la mayor de las gratificaciones pues el parón que significó la pandemia llevó a muchos a la reflexión y para ellos no queda de otra que adaptarse y seguir con la vida de compositor pues, tarde o temprano, “todo cae como plumita en aire y hay que dejar que todo aterrice para volver a darle para adelante”.

También puedes leer: Queremos estar presentes en el rock y no dejar nada en el limbo: Menguante

Monterrey vive y resiste

Richi considera que este es el momento en que Monterrey tiene que volver a exportar música y cultura a otras partes del mundo, no sólo por las redes y, en ese tenor, ellos ya se han puesto manos a la obra y buscarán, con todo, presentarse en otras partes del orbe.

“Monterrey está en un momento en el que están pasando muchas cosas importantes y hay muchos proyectos importantes que están tomando fuerza y una veta, un camino. Hay sellos apoyando proyectos y estamos en un muy buen momento”, complementa.

“La música de Becerros es vigorosa, ideal para estos momentos, y con mucho corazón”, finalizan diciendo los músicos norteños.

FF