Foto: AFP / Sobre Afganistán, el secretario General de la ONU dijo que todos quieren un gobierno inclusivo, que se respeten los derechos humanos, especialmente de las mujeres y niñas, que no vuelva a ser un lugar seguro para los terroristas, que combata el narcotráfico... 'pero es difícil predecir lo que va a pasar. Aún no está claro'.

Esta semana se lleva a cabo el debate en la 76 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y la agenda que plantea el organismo que nació para evitar una tercera guerra mundial incluye temas que afectan directamente a todas las naciones, como la pandemia por Covid-19 y la amenaza del cambio climático, pero también otros que los rozan de forma indirecta y que requieren de cooperación multilateral, como la crisis de Afganistán y la situación de vulnerabilidad de los países africanos.

Unas horas antes del encuentro de casi 200 líderes del mundo en la ONU (algunos acudirán a la sede, en Nueva York, otros de forma virtual), el secretario general, Antonio Guterres, anticipó que busca una mayor participación de las naciones: “Las instituciones que tenemos no tienen dientes. Y cuando los tienen, como en el caso del Consejo de Seguridad, no tienen el hambre suficiente para morder”.

Sobre la crisis sanitaria, el organismo ha insistido en un plan de vacunación global equitativo, pues aun surgen nuevas variantes del coronavirus que podrían volverse resistentes a las inmunizaciones.

Hoy en día, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS, una agencia de la ONU), se han aplicado 5 mil 600 dosis en el mundo, aunque los mayores beneficiados son los países de mayores recursos, con una inequidad reflejada en territorios con casi la totalidad de la población protegida y otros con menos de 2% atendido.

Sobre Afganistán y la crisis que enfrenta tras el regreso de los talibanes, consideró que la situación es impredecible, pero alertó que “lo sucedido podría envalentonar ahora a los grupos terroristas u otros movimientos rebeldes para volverse más agresivos”.

En torno al cambio climático, el líder de la ONU fue más radical, considerando que en dos meses se llevará a cabo la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26).

“Estamos al borde del abismo. Nuestro objetivo es muy claro: la temperatura no debe aumentar más de 1.5 grados hasta finales de siglo. Corremos el riesgo de no lograrlo porque los países no están cooperando”, aseguró el portugués.

La inequidad, reflejada en la falta de oportunidades para mujeres o jóvenes, o en las condiciones de extrema vulnerabilidad de países de África debe resolverse con multilateralismo, pero Guterres señaló que, a esa práctica, “un virus lo ha derrotado”.

A discusión, el pacto nuclear de Irán-EU

AFP

Han pasado meses de difíciles negociaciones, a unos horas del debate de la Asamblea 76 de la ONU… ¿podrán Estados Unidos e Irán encontrar una forma de salvar el acuerdo nuclear de 2015? Y es que hay que tomar en cuenta que debuta de forma internacional el nuevo Gobierno, de mano dura, de Irán.

Tras la toma de posesión del presidente estadounidense Joe Biden en enero, Estados Unidos e Irán iniciaron negociaciones indirectas en Viena a través de intermediarios de la Unión Europea y de las naciones que permanecen en el acuerdo: Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China.

En 2018, el expresidente Donald Trump había retirado a Estados Unidos del acuerdo negociado por su predecesor Barack Obama, argumentando que no abordaba otras preocupaciones sobre Irán, incluido su apoyo a grupos regionales que atacan a los aliados de Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí.

El acuerdo prometía a Irán un alivio económico por una fuerte reducción de su trabajo nuclear, pero en vez de eso, Trump impuso amplias sanciones a Teherán, incluyendo una prohibición unilateral de Estados Unidos a las exportaciones de petróleo.
LEG