German Chancellor Angela Merkel (L), German Finance Minister and Vice-Chancellor Olaf Scholz (R) and Uwe Corsepius (C), advisor for European affairs at the Chancellery, talk prior to the weekly cabinet meeting at the Chancellery in Berlin on September 8, 2021. (Photo by Kay Nietfeld / POOL / AFP)

Olaf Scholz, quien funge como vicecanciller de Alemania, ministro de Finanzas y líder del Partido Socialdemócrata (PSD), mantiene su ventaja sobre sus rivales para suplir a Angela Merkel. Los alemanes votarán el 26 de septiembre para elegir a los nuevos integrantes del parlamento federal, o Bundestag. Después de esa fecha, muy probablemente iniciarán negociaciones entre los partidos para formar Gobierno.

En 2018, Merkel, la entonces líder de la Unión Demócrata Cristiana (conocida como CDU) de centroderecha, logró formar una coalición gobernante con la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), de ideología similar, y con el PSD de centroizquierda, liderado por Scholz (acuerdo que derivó en sus dos responsabilidades en el cuarto gobierno de Merkel).

Hace dos meses, el partido puntero en la mayoría de las encuestas era la CDU (que va en alianza con la CSU), cuyo líder, Armin Laschet, era visto como el “heredero” natural de la canciller. Pero el también ministro-presidente de la región de Renania del Norte-Westfalia comenzó a perder impulso tras una serie de errores, que incluyeron una carcajada durante un recorrido por un pueblo devastado por lluvias torrenciales, a mediados de julio.

La caída en preferencias de la alianza CDU-CSU y el fugaz primer lugar que no pudieron sostener los Verdes, fueron los dos principales factores detrás del ascenso del PSD y su líder Scholz, de 63 años. De acuerdo con el promedio de encuestas de The Guardian, para el 26 de julio, el bloque CDU-CSU reunía el 29.1% de las intenciones de voto. En segundo lugar estaban los Verdes, que lidera Annalena Baerbock, con 18.6%, y en tercero, el PSD, con 16%.

Sin embargo, para el 19 de agosto, tanto el bloque CDU-CSU como los Verdes estaban en claro declive, mismo que comenzó a ser capitalizado por el PSD. Para esa fecha, CDU-CSU obtenían el 24.5% de las preferencias, pero los Socialdemócratas (19.9%) ya habían rebasado a los Verdes (17.8%). Para el 31 de agosto, el PSD se coló al primer lugar en la mayoría de las encuestas alemanas.

Según los datos más recientes (11 de septiembre), el PSD mantiene su primer lugar con 25.5%, mientras que CDU-CSU obtiene un 21.4% y los Verdes, 16.2%. Por otro lado, el domingo pasado Scholz, Laschet y Baerbock participaron en un debate en horario estelar. De acuerdo con POLITICO, una encuesta rápida (Infratest) tras el debate encontró que 41% de los espectadores vio a Scholz como “el más convincente”, contra un 27% para Laschet y un 25% para Baerbock.

TENDENCIAS

25.5%
de preferencia mantiene el PSD,
según las últimas encuestas

21.4%
es la cifra que ostenta la alianza
CDU-CSU, de Amgela Merkel

16.2%
de preferencia hacia este 26 de
septiembre tienen los Verdes

LEG