Larry Nassar, de 58 años, cumple cadena perpetua tras ser condenado por agresiones sexuales a más de 250 gimnastas en más de 20 años

Las gimnastas estadounidenses Simone Biles, McKayla Maroney, Maggie Nichols y Aly Raisman denunciaron este miércoles la inacción de las autoridades deportivas y de la policía federal para prevenir las agresiones sexuales cometidas por el exmédico del equipo femenino de los Estados Unidos, Larry Nassar, contra atletas jóvenes durante dos décadas.

«Nos han defraudado y nos deben explicaciones», declaró, con la voz destrozada por la emoción, Simone Biles, de 24 años, ante una comisión del Senado encargada de examinar los «fallos» de la investigación.

Larry Nassar, de 58 años, cumple una condena de cadena perpetua después de haber sido condenado a varias sentencias severas en 2017 y 2018 por agresiones sexuales a más de 250 gimnastas, en su mayoría menores, cometidas en la federación de gimnasia, en la Universidad estatal de Michigan y en un gimnasio en Lansing donde trabajaba.

Un informe de la inspección general del Departamento de Justicia, un organismo independiente, se mostró muy severo con la oficina local del FBI en Indianápolis, donde el jefe de la federación de gimnasia había informado por primera vez las acusaciones contra el osteópata en julio de 2015.

TE PODRÍA INTERESAR: Conoce la polémica ley que regula el aborto en Texas

La investigación se cerró en septiembre y ocho meses más tarde se necesitó otra denuncia para concluir una nueva investigación.

«Hago responsable a Larry Nassar y hago responsable a un sistema entero que permitió y perpetró estos abusos, la Federación estadounidense de gimnasia y el Comité Olímpico estadounidense», dijo Biles, múltiple medallista de oro olímpico.

«¿Cuál es el valor de una niña?», se preguntó durante un testimonio desgarrador.

– El «delito» del FBI –

McKayla Maroney centró su ira en la oficina local del FBI que había recogido su testimonio con detalles muy precisos sobre los ataques.

«No sólo el FBI no hizo una investigación, sino que cuando (los agentes federales) finalmente hicieron un informe 17 meses más tarde, hicieron declaraciones falsas sobre lo que había dicho», denunció la exgimnasta de 25 años, que había sido atacada cuando tenía 13 años.

TE PODRÍA INTERESAR: ¿Las vacunas contra Covid-19 provocan cambios en la menstruación?

Al falsificar su testimonio, «estos agentes del FBI cometieron un delito», destacó, denunciando la ausencia de sanciones adoptadas por el Departamento de Justicia que, según ella, «se negó a perseguir» a estos policías.

Aly Raisman, quien reveló que había sido atacada a partir de 2010, denunció a Larry Nassar en 2015 a la Federación.

Sin embargo, «el FBI tardó 14 meses en contactarme a pesar de mis numerosas peticiones de testificar», dijo la exatleta de 27 años.

Maggie Nichols, de 24 años de edad y primera en declarar que había sufrido abusos sexuales, dijo que estaba «obsesionada con el hecho de que, incluso después de haber denunciado mis ataques, tantas mujeres y niñas sufrieron».

La comisión del Senado también debe escuchar al director del FBI, Christopher Wray, y al jefe de la Inspección General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz.

klcg