En días pasados el sacerdote Lázaro Hernández Soto de la Iglesia La Salle de Monclova, Coahuila en medio de su misa hizo apología de feminicidio en contra de las mujeres que deciden abortar. “¿Por qué no matamos a la mamá?”, se escucha decir en el clip.

El día de hoy la SEGOB hizo un llamado a no reproducir discursos de odio contra las mujeres. En este hacen mención sobre el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que despenalizó el aborto hace algunos días.

Te podría interesar: La experimentación de Jafú sin perder la esencia

«Resulta preocupante que, en el contexto del reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), un ministro de culto haga apología del feminicidio en contra de las mujeres que deciden abortar. Los estereotipos y la discriminación de género persisten, se reflejan en una serie de falsas creencias sobre los roles de género de las mujeres, y vulneran los avances de los mecanismos para la protección a sus derechos», se lee en el comunicado.

Sacerdote se disculpa por lo dicho

En una conferencia de prensa, Lázaro Hernández Soto pidió perdón por lo que dijo sobre las mujeres que deciden abortar.

El padre mencionó que sus palabras fueron sacadas de contexto. De igual manera declaró que su discurso era para que las mujeres «reflexionaran» sobre el aborto.

Te podría interesar: Alexandria Ocasio-Cortez al centro de las criticas por su vestido “Impuestos a los ricos”

“Sí salió el ejemplo de que por qué matamos a los niños que no se pueden defender y dejamos libres a los asesinos que se pueden defender, pero no fue que yo dijera ‘vamos a matar a las mujeres’, no fue atacar a las mujeres”, compartió a los medios presentes y a lado de dos integrantes de la Diócesis de Saltillo.

Esta disculpa se da luego de que se difundió un clip en el que se escucha al padre decir lo siguiente.

«Y sin embargo, lo destruimos, desde el vientre de la madre. ¿Por qué no matamos a la mamá, que tampoco ha de servir para nada? Una mujer que aborta ya no sirve para nada. Está hueca, moral, física y psicológica».

LDAV