CIUDAD DE MÉXICO, 09MAYO2021.- Ante la crisis de sequía por la que atraviesa el país en las últimas semanas, los precios de los productos de la canasta básica se han visto afectados aumentando su costo, afectando los bolsillo de los mexicanos que a la par se recuperan del golpe económico derivado de la pandemia de Covid-19. FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM

Durante agosto, algunos productos alimenticios esenciales de la gastronomía mexicana, tales como el chile serrano, el aguacate y la cebolla incrementaron sus precios en comparación con julio. A unos días de los festejos del inicio de la Independencia de México, los bolsillos de las familias mexicanas tendrán que sortear los aumentos para celebrar las fiestas patrias.

El mes pasado, el precio del chile serrano registró un alza de 46.86%, respecto a julio; el costo de la cebolla aumentó en 14.95% y el del aguacate en 12.06%, de acuerdo con el índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A ellos, se suman otros comestibles que serían impensables en la preparación de antojitos mexicanos, tales como los aceites y grasas vegetales comestibles, que se usan para freír, tuvieron un alza de 3.59%, y la tortilla de maíz, alimento básico de los mexicanos, incrementó en 1.24%, en comparación con el mes anterior.

De acuerdo con el seguimiento de precios de la canasta básica que la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México (Sedeco) realiza en tiendas de autoservicio, mercados públicos, tianguis y la Central de Abastos de la capital, al 6 se septiembre, el chile serrano, ampliamente utilizado en la cocina mexicana, se ubica entre los 24 a los 50 pesos por kilogramo.

En ese mismo sentido, el precio del aguacate, ingrediente principal para el guacamole, oscila entre los 34.90 pesos hasta los 80 pesos por kilogramo, según el lugar donde lo adquiera el consumidor.

En tanto, el costo de la cebolla, que en la cocina sirve como condimento y completo de los platillos mexicanos, está entre los 15 y 20 pesos por kilogramo.

Mientras que el precio del litro de aceite comestible, empleado para freír los antojitos mexicanos, tales como los tacos dorados, sopes, pambazos, entre otros, se encuentra entre los 28 pesos y los 40 pesos.

Uno de los productos que no presentó alza en agosto, pero que es esencial en la cocina de los hogares mexicanos es el jitomate, cuyo precio en la primera semana de septiembre, va de los 15 a los 29.90 pesos por kilogramo.

Si emplea el comparativo de precios al consumidor de la Central de Abastos (Ceda) de la Ciudad de México y se comparan los costos de los productos alimenticios al 7 de septiembre de 2021 y el mismo periodo de 2020, destacan cuatro productos que incrementaron su precio en un año: el chile serrano, el jitomate, el aguacate y el aceite comestible.

Y es que, mientras el año pasado el costo promedio del kilogramo de chile serrano en la Ceda se ubicaba en los 25 pesos, actualmente alcanza los 45 pesos, lo que representa un incremento del 80% en un periodo de 12 meses.

El jitomate pasó de 17 a 24 pesos por kilogramo, lo que significa un aumento del 41.17%; el aguacate fue de los 45 a los 50 pesos, que representa un incremento del 11.11%; y el precio del litro de aceite comestible creció en 20%, pasando de los 30 a los 36 pesos en un año en el principal mercado mayorista y minorista de la Ciudad de México.

De acuerdo con las estimaciones del año pasado de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeños de la Ciudad de México (Canacope), una familia con cuatro integrantes tendría previsto gastar unos mil 200 pesos en una cena con un platillo tradicional, una bebida y adornos para celebrar el Grito de Independencia.

LEG