Foto: Arquidiócesis de Puebla

Tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para despenalizar el aborto, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, se pronunció en contra y llamó a la comunidad católica a denunciar los atentados contra la vida.

Durante la misa de este domingo 12 de septiembre desde la catedral de Puebla, el arzobispo señaló que el mundo vive la cultura de la muerte, “la cultura del descarte como dice el Papa Francisco.

Esto te puede interesar

En Puebla, 24 amparos para vacunar a menores

“En este ambiente marcado por la impunidad y por la legalización del crimen de los no nacidos, no sólo denunciemos estos atentados contra la vida humana, sino también anunciemos que toda vida humana es sagrada porque procede de Dios y sólo él puede disponer de ella”, agregó.

Ante los fieles congregados en la catedral de la capital poblana, dijo que la iglesia es madre de las mujeres tanto de las embarazadas, como de las que sufren cualquier expresión de violencia y opresión, “así como también el concebido y no nacido, más allá de una resolución en un asunto judicial.

Esto te puede interesar

Cómo se busca a una hija desaparecida en Guerrero

“La iglesia abraza, respeta y promueve la vida del concebido no nacido y apoya y defiende a la mujer en cualquier situación de desamparo”.

Asimismo, el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa señaló que la vida es el primer derecho universal y fundamental del ser humano, por lo que debe de ser respetado “y tratado como persona desde el instante de su concepción, por eso a partir de este momento se debe reconocer el derecho inviolable a la vida de todo ser humano”.

OH