No obstante, para los partidos de oposición que integran la coalición legislativa, la Ley de Revocación de Mandato no se encuentra entre sus prioridades
No obstante, para los partidos de oposición que integran la coalición legislativa, la Ley de Revocación de Mandato no se encuentra entre sus prioridades

La aprobación de la Ley de Revocación de Mandato, a través de la cual se regulará la realización de la consulta para que el primer mandatario sea destituido por pérdida de confianza, será una prioridad para la mayoría de Morena y sus aliados legislativos en el Congreso; no obstante, que el Instituto Nacional Electoral (INE) apruebe el próximo 27 de agosto los lineamientos para la realización de este ejercicio ciudadano.

“No importa que no se haya aprobado el periodo extraordinario, porque hemos decidido la mayoría del grupo (de Morena) que en 10 días que iniciemos, el 1 de septiembre, va a ser nuestro primer punto de la agenda legislativa, aprobar la Ley de Revocación de Mandato”, señaló coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal.

El senador informó que habló con el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, a quien pidió tiempo para que no emitan los lineamientos el próximo 27 de agosto como tienen previsto, y advirtió que el INE deberá subordinarse a lo que dice la Ley.

“Lo que le dije es que por ningún motivo un órgano autónomo, por muy importante que sea, puede sustituir al Poder Legislativo”. 

Al respecto, Córdova le explicó que esa no era la intención, “y le creo…Me dijo que los lineamientos eran para el cálculo en el presupuesto, dado que hoy (20 agosto) es el último día para enviar el proyecto y la consulta de revocación de mandato debe estar dentro de este presupuesto”.

No obstante, para los partidos de oposición que integran la coalición legislativa “Va por México” (PAN, PRI y PRD), la Ley de Revocación de Mandato no se encuentra entre sus prioridades; sin embargo con los votos de Morena y sus aliados del PT y PVEM pueden aprobar la legislación para regular la consulta de revocación de mandato, toda vez que se trata de una reforma secundaria y no involucra modificaciones a la Constitución.

AR