Foto: Cuartoscuro Dan último adiós al fiscal, quien fue asesinado en San Cristóbal  

La Fiscalía General del Estado de Chiapas (FGE) rindió un homenaje de despedida al fiscal de Justicia Indígena, Gregorio Pérez Gómez, quien fue asesinado en San Cristóbal de Las Casas, el miércoles pasado.

Los restos del fiscal fueron llevados al templo de El Calvario para una misa de cuerpo presente y posteriormente al palacio de justicia, donde se ubican las oficinas de la Fiscalía de Justicia Indígena.

Allí, los policías estatales montaron guardia con el ataúd al centro y le colocaron encima una bandera de México.

Poco después, Pérez Gómez, quien era originario de la comunidad de Emiliano Zapata, en el municipio de Yajalón, fue trasladado al panteón municipal de la ciudad.

El fiscal fue asesinado de seis balazos, luego de, según testigos, ser interceptado por un motociclista sobre la avenida Prolongación Insurgentes, cuando circulaba a bordo de su automóvil color gris tipo Gol, con placas de circulación de Chiapas.

Pérez Gómez era el titular desde hace tres años de la fiscalía indígena y estaba a cargo de las investigaciones de los hechos violentos suscitados en el municipio de Pantelhó.

La víspera, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) condenó el asesinato y exigió castigo para los responsables, además de la instalación inmediata de una mesa de diálogo interinstitucional para atender las causas de fondo que propiciaron el crimen y la violencia.

 

LEG