Olivia Podmore era una ciclista de Nueva Zelanda de 24 años que representó a su país en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y quedó en noveno sitio en su prueba, pero después fue excluida de la justa de Tokio.

Cayó en una gran depresión y fue hallada sin vida en su departamento. Las causas todavía se desconocen.

«El deporte es una salida increíble para mucha gente. Una lucha muy gratificante. El sentimiento cuando ganas no se puede comparar a cualquier otro, pero las sensaciones cuando pierdes, cuando no eres elegido ni te has clasificado, cuando te lesionas, cuando no cumples con las expectativas de la sociedad como tener una casa, casarte, tener hijos porque lo has intentado dar todo por tu deporte, esas sensaciones también son diferentes», publicó Podmore en sus redes después de que no quedó entre el equipo neozelandés para Tokio.

Tras conocerse la noticia, Cycling New Zealand, la Federación de Ciclismo de Nueva Zelanda publicó un comunicado en el que mostraba su pesar por la muerte de Podmore y ofrecía ayuda a sus seres más queridos.

«Todos los miembros de Cycling New Zealand estamos devastados por la repentina pérdida de nuestra joven ciclista Olivia Podmore. Olivia era una ciclista muy querida y respetada dentro del equipo de Nueva Zelanda y en toda la comunidad ciclista. Mucha gente están comprensiblemente devastada e intentando comprender qué es lo que ha pasado. Hemos estado y seguiremos dando nuestro apoyo a nuestro staff y corredores, a la comunidad ciclista y a todas las personas cercanas a Olivia».

“Descansa en paz mi hermosa hermana y la querida hija de Phil Podmore”, escribió Mitchel, hermano de la exciclista olímpica.

El ex campeón olímpico de remo Eric Murray, amigo de Podmore, dijo que estaba con ella el lunes y describió su muerte como un «shock y una tragedia». «Ojalá hubiera dicho algo», ha dicho este deportista de 39 años a los periodistas en Cambridge, un centro de alto rendimiento en Nueva Zelanda para el ciclismo y otros deportes.

LEG