covid
FERGUSON, MISSOURI - AUGUST 04: Camorion Taylor is held by relatives as he prepares to get a COVID vaccine on August 04, 2021 in Ferguson, Missouri. According to the latest numbers from the stateís health department, only a little more than 4 in 10 Missourians have received the COVID vaccine as the pandemic continues to infect thousands of residents. Communities with high rates of unvaccinated residents have been hit especially hard by the Delta variant, the unvaccinated representing the overwhelming majority of hospitalized patients. Spencer Platt/Getty Images/AFP (Photo by SPENCER PLATT / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)

La pandemia del coronavirus puso a las naciones a prueba en materia de cooperación internacional. Si bien hay mecanismos que garantizan el acceso universal a las vacunas contra el SARS-CoV-2, la distribución, a pesar de todo, no es igualitaria, y en gran medida depende de los recursos con que cuente cada nación para adquirir sus insumos.

El escenario donde más evidente se hace la diferencia es el que se vive actualmente, cuando muchos países luchan por inyectar a sus poblaciones, y unos apenas llegan a las primeras dosis cuando otro grupo ya está aplicando las terceras, aunque ni siquiera estén recomendadas de manera oficial.

El objetivo, reiteró ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), en voz de su titular, Tedros Adhanom Gebreyesus, es lograr la inmunización de un mínimo de 10% de la población de cada país, antes de pensar en poner una tercera dosis no recomendada a las personas ya protegidas.

De las 4 mil millones de dosis administradas hasta hoy, 80% ha sido en países de ingresos altos y medios. En las naciones de renta baja la tasa de vacunación es de apenas 15%.

“Entiendo la preocupación de todos los gobiernos por proteger a su población de la variante Delta. Pero no podemos aceptar que los países que ya han usado la mayor parte del suministro sigan administrando más dosis mientras que las personas más vulnerables del planeta siguen desprotegidas”, subrayó el etíope.

Estados Unidos rechazó ayer mismo el llamado de la OMS a la moratoria. “Definitivamente sentimos que es una elección falsa y que podemos hacer ambas cosas”, dijo a periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, y agregó que EU tiene suministros para distribuir vacunas en el extranjero y al mismo tiempo garantizar que todos sus ciudadanos reciban las que necesitan.

“Tenemos suficiente suministro para que, si la FDA decide que los refuerzos son recomendables para una parte de la población, podamos proveerlos. Creemos que podemos hacer ambas cosas”, aseguró.

En países catalogados como de altos ingresos por el Banco Mundial, han sido inyectadas 101 dosis por cada 100 personas. Mientras que la cifra cae a 1.7 dosis por cada 100 personas en las 29 naciones de menores ingresos.

Trump se considera ‘perseguido político’

Los abogados de Donald Trump interpusieron un recurso de apelación para intentar bloquear el envío de las declaraciones de impuestos del expresidente de Estados Unidos a los demócratas del Congreso.

¿La justificación?, alegan que se las exigen por razones exclusivamente políticas: “Las demandas apuntan al presidente Trump porque es republicano y opositor político”, y hablaron de “represalias” en su argumento presentado ante un tribunal federal de Washington.

Los demócratas, que controlan el Congreso, llevan años tratando de acceder a los secretos fiscales de Trump, el primer presidente desde la década de 1970 que se ha negado a publicar sus declaraciones de impuestos, pese a que hizo de su fortuna un argumento de campaña.

Como un avance para los demócratas, el Departamento de Justicia de EU ordenó el viernes al Tesoro proporcionar esta información a una comisión de la Cámara de Representantes.

La comisión, a cargo de los asuntos tributarios, reclama los seis años de declaraciones de impuestos previos a la llegada de Trump a la Casa Blanca, en 2017.
LEG