Cofepris
Un mes después de haberlo puesto en marcha, el programa abarcó también modificaciones administrativas a dispositivos médicos

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), informó que a través del Esquema de Celeridad para Abatir el Rezago (ECAR), ha logrado desahogar más de mil 400 trámites atrasados, algunos desde 2017.

Desde su puesta en operación (mayo de este año) este programa ha resuelto casi 80% de los mil 94 trámites inscritos en la primera fase que se enfocó en atender el rezago de modificaciones administrativas a medicamentos, priorizando trámites de fármacos para el sistema nervioso y digestivo, así como antiinfecciosos en general para uso sistémico, con el propósito de facilitar su acceso a pacientes.

COFEPRIS APRUEBA EL BAMLANIVIMAB Y ETESEVIMAB, TRATAMIENTOS CONTRA COVID-19 

Un mes después de haberlo puesto en marcha, el programa abarcó también modificaciones administrativas a dispositivos médicos.

Con la más reciente expansión del esquema, Cofepris fomenta la investigación clínica en el país, implementándolo en 57 nuevos protocolos o ensayos clínicos y 809 enmiendas e inclusiones, concluyendo su dictaminación este mismo mes.

El director ejecutivo de Autorización de Productos y Establecimientos, Iván Calderón Lojero, explicó que se trata de la fase más ambiciosa de la implementación del esquema.

Enfatizó que ECAR optimiza procesos y acelera la atención sin perder el rigor científico en la revisión de expedientes rezagados, el cual determina si un trámite es aprobado, prevenido o desechado.

De esa manera se facilita el trabajo conjunto de la Cofepris con fabricantes, importadores o laboratorios de medicamentos y dispositivos médicos en la atención de trámites históricamente rezagados con prioridad en los que tienen mayor impacto en la salud, lo que ha facilitado la resolución de trámites de 2017, 2018, 2019 y 2020.

COFEPRIS EMITE ALERTA POR COMERCIALIZACIÓN ILEGAL DE PRUEBA DE COVID-19

“La iniciativa de la Comisión de Autorización Sanitaria (CAS), consiste en una nueva forma de colaboración entre la industria regulada y la autoridad, ya que farmacéuticas y empresas transcriben expedientes para una validación más eficiente por parte de personas dictaminadoras especializadas. Este proceso constituye el primer paso en el proceso de digitalización de la autoridad regulatoria”, refirió Cofepris en un comunicado.

CT