gas

Los trabajadores, intermediarios y pequeños distribuidres de Gas Licuado de Petróleo (LP) realizaron una suspensión de labores que podría ser indefinido si no se concreta un acercamiento con las autoridades para evitar el tope máximo en los precios del producto que afecta su rentabilidad. La detención en el suministro de Gas ocurrió en el Valle de México, aunque posteriormente se extendió al sumar nueve estados: Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala y Morelos.

El origen del conflicto se remonta a la semana pasada, cuando la Secretaría de Energía (Sener) publicó la Directriz de Emergencia para el Bienestar del Consumidor de Gas Licuado, que busca fijar un tope a los precios que se vende este combustible a los clientes.

El decreto viola lo establecido en la Ley de Hidrocarburos para la regulación de precios, en donde se prohíbe fijar precios máximos, por lo que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) solicitó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) respetar el proceso.

En conferencia de prensa, Adrián Rodríguez, presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México, aseguró que hasta el momento no han tenido contacto con la autoridad, por lo que no detendrán la suspensión de labores hasta que no se llegue a un acuerdo sobre la fijación de topes máximos que reduce las ganancias de los distribuidres e intermediarios de la venta de Gas LP, poniendo en riesgo la estabilidad de empleos.

Rodríguez recordó que los distribuidores de Gas LP han denunciado que el 60% de las operadoras están a punto de quebrar y cerca de 16 mil trabajadores fueron despedidos, luego de los topes a los precios; además, señaló que las personas desempleadas pertenecen al área de distribución, por lo que dejaron de utilizar unas siete mil unidades del parque vehicular.

Agregó que para no afectar a víctimas de la pandemia, en un momento donde está presente la tercera ola de contagios, se mantendrá el suministro en sectores esenciales como los hospitales.

En tanto, Beatriz Marcelino, directora general de Grupo CIITA, distribuidora de Gas LP, dijo a 24 HORAS que si bien el gremio está unido, no todos participan en la suspensión de labores, ya que se afecta a más de 50 mil familias, negocios y otros sectores. Afirmó que si bien no están en contra de que se beneficie al país con una nueva gasera como Bienestar, se exige que actuar con legalidad sin afectar la rentabilidad de los gaseros.

Refirió que con el tope máximo en los precios de venta, a los distribuidores les queda un margen de entre 50 centavos y un peso por litro que es insuficiente para el pago de salarios, mantenimiento y gastos de distribución del gas al consumidor final.

Por separado, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo y Empresas Conexas (Amexgas) aseguró que las grandes empresas de distribución del combustible “se deslindan de las acciones de grupos de comisionistas independientes, que están bloqueando las plantas, impidiendo suministrar a los hogares y comercios».

Municipios del Edomex padecieron el caos

Por: Félix Hernández

Las distribuidoras de gas licuado de petróleo de los municipios de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chicolopan, Chimalhuacán, Texcoco, Los Reyes La Paz, Ixtapaluca, Valle de Chalco y Chalco se unieron a la suspensión general de venta del combustible, tras coincidir en que no hay condiciones para seguir operando.

La situación se recrudeció, luego de que el domingo entró en vigor el tope a los precios máximos para su venta -emitidos por la Comisión Reguladora de Energía– el cual es de 21 pesos con 30 centavos el kilo para la zona metropolitana del valle de México.

Los representantes de las distribuidoras de gas argumentaron que el nuevo precio del gas los dejó sin margen de operación, por lo cual han buscado a la Secretaría de Energía (Sener) para poder llegar a un acuerdo.

Ante esta situación, cientos de choferes con sus unidades de transporte público se concentraron en diferentes carreteras como Texcoco Lechería, Central, Vía Morelos, Los Reyes Texcoco, México Pachuca y México Pueblo para manifestarse por el cierre de las gaseras. Pero no solamente el gremio del transporte público resultó afectado con este paro, sino además casas particulares o negocios.

Desde el lunes, los vendedores con camiones de gas LP que circulan por las diferentes colonias del Valle de México ofrecieron a un precio más bajo el combustible.

Rosa María Briseño, vecina de la calle Laguna de Winpeg, de la colonia Agua Azul en ciudad Nezahualcóyotl informó que compró su gas más barato. “Ahora el tanque de 20 litros que costaba 545 pesos, ahora cuesta 426 pesos, mientras que el de 30 litros que costaba casi mil pesos, ahora cuesta 638 pesos”, dijo a 24 HORAS. /Félix Hernández

Dato.
$21.30
es el tope de precio máximo para el litro de Gas LP que impuso la CRE

Restauranteros en alerta por posible desabasto

Restauranteros de la plaza comercial Oasis, en el sur de la Ciudad de México, advirtieron que si la suspensión de suministro de gas LP continúa una semana más, las afectaciones serán significativas, ya que no podrían operar. “Ahorita no nos ha afectado, porque la carga de gas la hacemos semanalmente, principalmente los jueves, pero si llega la fecha y no tenemos gas, nos arriesgamos a no abrir y tener pérdidas”, dijo una empleada del restaurante Crepes & Waffles que prefirió no dar su nombre por razones de seguridad.

Micronegocios reportan afectación por el paro

Israel Atilano, comerciante, emitió a través de redes sociales un mensaje de alerta sobre la falta de suministro de gas LP a consecuencia del paro de gaseros en el Valle de México. “Es mi día de carga de gas LP en mi negocio, cada semana consumo 70 litros. Pues resulta que todas las empresas de gas están en paro desde ayer y no están surtiendo gas a negocios gracias a que López Obrador quiere bajar el costo del gas a consecuencia de Gas Bienestar. Espero se solucione esto, porque sino, mañana ya no podré trabajar”.

Se quedó con el antojo de su consomé de pollo

Consuelo Báez, quien es ama de casa, lamentó lo sucedido. Expresó que aunque no le queda muy claro el motivo del paro de operaciones de los gaseros, lo que le preocupa es que le tocaba hacer su recarga este martes y no la pudo realizar, lo que evitó que se pudiera bañar con agua caliente y hacer el consomé de pollo que había considerado. “De plano no me bañé, pues ¿cómo? Y tuve que pedir comida a la fonda de la esquina porque tenía antojo de mi consomé. No se vale que por cosas políticas, quieran afectar a todos”.
LEG