daniel ortega
(FILES) In this file photo Nicaraguan President Daniel Ortega speaks during the commemoration of the 51st anniversary of the Pancasan guerrilla campaign in Managua, on August 29, 2018. - The United States on June 9, 2021 announced sanctions against four Nicaraguan officials who support President Daniel Ortega, including the president's daughter, accusing the regime of undermining democracy and abusing human rights. "President Ortega's actions are harming Nicaraguans and driving the country deeper into tyranny," said Andrea Gacki, director of the Treasury Department's Office of Foreign Assets Control. "The United States will continue to expose those officials who continue to ignore the will of its citizens." (Photo by INTI OCON / AFP)

Daniel Ortega, aquel guerrillero de gruesos anteojos que combatió a la dictadura de Somoza busca, décadas después, perpetrarse en la presidencia en Nicaragua, aunque ello le cueste ser comparado con el personaje que él mismo ayudó a derrocar.

En el poder desde 2007, a sus 75 años competirá para un cuarto mandato consecutivo el 7 de noviembre, mientras sus principales rivales están detenidos bajo cargos de «menoscabar la soberanía del país», creados por su propio Gobierno.

Nació el 11 de noviembre de 1945 en el pueblo minero de La Libertad en el seno de una familia humilde y católica.
Monaguillo y con vocación sacerdotal, abandonó la facultad de Derecho para enrolarse en la guerrilla Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN), hoy partido de Gobierno.

Entonces flaco y con bigotes que aún conserva, fue uno de los verdugos de su propio torturador durante la dictadura somocista (1937-1979) y purgó siete años de cárcel por robar un banco para financiar a la guerrilla.

Intercambiado por rehenes somocistas, Ortega fue liberado, se entrenó en Cuba y volvió a Nicaragua, con exilios intermitentes, hasta derrotar a Anastacio Somoza, con el apoyo de La Habana y la URSS.

El comandante Ortega integró una junta de Gobierno y luego fue elegido presidente, por primera vez, en 1984. En 1990, Ortega pierde la elección contra Violeta Barrios de Chamorro, y no descansó hasta regresar al Gobierno, en 2007.

Volvió a ser elegido en 2011 y en 2016, en medio de interpretaciones a la Constitución y reformas que eliminaron el impedimento de reelección inmediata.

Desde 2017 lo acompaña en la vicepresidencia su esposa, Rosario Murillo, de 70 años, vocera del régimen, mientras Ortega disminuye sus apariciones públicas y su contacto con el pueblo.

Ellos «se están jugando la vida, porque sin poder político no pueden sobrevivir», reveló desde el exilio la hija adoptiva de Ortega, Zoilamérica, quien en 1998 lo denunció por abuso sexual y rompió relaciones.

CON INFORMACIÓN DE AFP

UNA MUESTRA

300
personas murieron bajo la represión oficial en protestas de 2018

30
opositores han sido encarcelados, unos serían candidatos este año

14
años consecutivos se ha mantenido en la presidencia, desde 2007

LEG