consulta
consulta

Por: Marco Fragoso, Dania Hinojosa, Daniel Rodríguez y Jorge X. López

La consulta popular estuvo marcada por la poca afluencia de ciudadanos para emitir su opinión y reclamos al Instituto Nacional Electoral (INE) por la dificultad de algunos para encontrar su mesa receptora, pero también por la escasa información de los alcances y objetivos del ejercicio.

En distintos recorridos se comprobó que algunas mesas receptoras abrieron con retraso, pero a diferencia del 6 de junio, esta vez no había gente esperando, aunque los funcionarios estaban listos para recibir a los votantes.

Como hace casi dos meses, estaban provistos con cubrebocas, caretas y gel antibacterial, y esperaban a algún interesado en marcar sí, o no, la pregunta: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Al cierre de la jornada, en algunas casillas predominó el “sí” como en la mesa de la sección 0678 en Coyoacán, que registró 222 “sí” y dos “no”.

O la mesa básica y contigua que agruparon a las secciones 0679 y 0691, también en Coyoacán, y donde la primera registró 125 “sí” y ningún “no”, mientras que en la otra hubo 102 “sí” y cuatro “no”.

En Ecatepec el ánimo rayaba en la tristeza, el silencio dominaba el ambiente dentro y fuera de las sedes de la consulta.

Jorge González, habitante de ese municipio, dijo que era patético que se hiciera una consulta para aplicar la ley, pero aseguró que su voto fue un “sí”, pues durante el sexenio de Felipe Calderón perdió su trabajo en la Compañía de Luz y Fuerza que el exmandatario extinguió.

En Naucalpan, en la mesa receptora de la primaria “Aquiles Serdán” el panorama no fue distinto, con menos dos horas para el cierre de la jornada, el cálculo de los funcionarios era de 70 opiniones vertidas.

Sin embargo, la desinformación campeó entre los asistentes, como Marcelo Galicia, quien expresó que “su voto” fue para quitar el fuero a los expresidentes.

En tanto, en la alcaldía Iztacalco, en la Ciudad de México, Carmen culpó al INE por la poca difusión y desorden en la jornada.

La mujer es jefa de grupo en la asociación civil Vecinos Organizados Cambiando Iztacalco (VOCI) que realizan labores para mejorar la colonia, pero también son simpatizantes de Morena.

“Hubo mala logística en este proceso, el INE no quiere que la gente vote, es plan con maña, el INE no apoyó con comunicación”, señaló.

Ángel de Jesús Hernández, de 22 años y proveniente de la alcaldía Gustavo A. Madero, no consideró necesario participar: “Es una tontería, el típico circo político”, comentó y sostuvo que el cumplimiento de la ley no es opcional, pues si existen motivos para enjuiciar a los exmandatarios debe hacerse sin necesidad de conocer el pensar de la población.

En cambio, Ludwig Torres, de 22 años y residente de Tlalnepantla, se entusiasmó con la oportunidad de depositar su opinión.

 

LG