El Salvador desarticuló una organización centroamericana de tráfico ilegal de personas a Estados Unidos que cobraba hasta 12.000 dólares a sus víctimas, informó este miércoles la fiscalía.

«Se realizó un operativo que desarticuló una estructura de tráfico ilegal de personas que operaba a nivel regional», dijo la institución a través de Twitter.

PFIZER PREPARA TERCERA DOSIS DE VACUNA; PROTEGERÍA HASTA 11 VECES MÁS FRENTE A VARIANTE DELTA

La banda delictiva operaba desde hace más de una década y estaba integrada por 35 personas, todas ellas acusadas de «tráfico ilegal de personas y agrupaciones ilícitas», según las autoridades.

Hasta el momento fueron arrestados 28 presuntos integrantes de la banda, entre ellos tres supuestos líderes: José Narciso Ramírez, exalcalde del poblado de San Francisco Menéndez (frontera El Salvador-Guatemala), Pedro Alfonso Aguirre y Wilfredo Castro Morán, precisó el ente de justicia.

Los tres cabecillas, que cobraban entre 9.000 y 12.000 dólares por persona «han utilizado diferentes rutas ilegales» para introducir salvadoreños, hondureños y nicaragüenses a Estados Unidos, precisó una fiscal encargada del caso.

GOOGLE EXIGIRÁ A EMPLEADOS EN SUS OFICINAS QUE ESTÉN VACUNADOS CONTRA COVID-19

En virtud de la investigación se realizaron 36 allanamientos centrados en el poblado de San Francisco Menéndez y en la frontera Las Chinamas, en el departamento de Ahuachapán, oeste del país.

También hubo registros en Santa Ana y Sonsonate, en el oeste del país, en la capital San Salvador y en los orientales departamentos de Usulután y Morazán.

LDAV