CIUDAD DE MÉXICO, 18JUNIO2019.- Según la Secretaría de Energía, desde finales del 2015, cinco de las diez gaseras más caras del país, han reportado cero inversión en la compra de tanques de gas cuando desapareció el Fideicomiso de Reposición de Activos para la Industria de Gas L.P (Firagas), el cual obligaba a todas las empresas con permiso vigente a destinar 41 centavos por cada kilo de gas vendido para la reposición de nuevos tanques. FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

Los precios del Gas LP se mantienen elevados hasta superar en algunas entidades los 29 pesos, lo que afecta no sólo al bolsillo de los mexicanos sino que al debilitar el consumo, también se frena la recuperación económica.

De acuerdo con cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), las marcas que venden más caro el gas LP en su versión estacionario son Dura Gas, ubicada en Durango, a 15.580 pesos por litro; ServiGas del Valle, en la Ciudad de México, que se oferta a 15.58 pesos por litro; y Gas de Chetumal, en Campeche, a 15.33 pesos por litro.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la representante del organismo, Berenice Romero Domínguez, alertó que las marcas más caras de gas LP en presentación de cilindro son: Gas Campanita, en Durango, a 29.10 pesos por kilo; Gas Tizayuca, en Hidalgo, a 28.43 pesos por kilo; Gas de Chetumal, en Campeche, a 28.20 pesos por kilo; y Gas Imperial, en Guerrero, a 27.68 pesos por kilo. En tanto las más económicas son KiloGas, en Coahuila, a 22.82 pesos por kilo; VendoGas, en Chiapas, a 23.11 pesos por kilo; y Flama Azul, en Puebla, a 22.99 pesos por kilo.

“En los precios promedio diarios al 21 de julio, el gas en cilindro promedió 25.51 pesos por kilo, mientras que el gas estacionario tuvo un precio promedio de 13.61 por litro. Vemos que el precio del gas en sentido contrario a la evolución del precio de referencia internacional, sigue subiendo”, comentó.

Y es que en general los energéticos han mostrado encarecimientos en todo el año.

 

LEG