vacunación
vacunación

El presidente Andrés Manuel López Obrador se lanzó contra el bloqueo económico a Cuba y calificó de inconcebible que se quiera castigar a un país de esa manera.

Aseveró que la mayoría de las naciones en el mundo están en contra del bloqueo que impuso Estados Unidos a la isla, por lo que “es momento de tomar una decisión al respecto”.

“Nosotros tomamos la decisión, es por solidaridad frente a esta situación del bloqueo, queriendo someter al pueblo, al Gobierno de Cuba. Tomamos la decisión de ayudar, de ser solidarios frente al bloqueo, no basta con votar en contra del bloqueo”, expresó el mandatario desde Veracruz, donde realizó ayer su conferencia matutina.

Por ello, anunció el envío de dos barcos de la Armada de México con oxígeno, alimentos y medicinas.

La acción que tomó el Gobierno de México en apoyo de los cubanos se da en medio del desabasto de medicamentos en el país, particularmente oncológicos.

Apenas el sábado, padres de niños con cáncer marcharon en la Ciudad de México en demanda de abasto de medicamentos para sus hijos.

El Presidente también llamó “a todos los países del mundo” a manifestarse en contra del bloqueo económico contra Cuba y que eso se convierta en hechos que ayuden a los residentes de ese país.

“Yo pienso que el presidente (Joe) Biden debe tomar una decisión al respecto, es un llamado respetuoso, desde ningún punto de vista injerencista, pero hay que separar lo político de lo humanitario.

“La vida es lo más importante, podrían hacerse muchas cosas, sólo sugiero una para las dos naciones: que se permita que puedan recibir las familias de Cuba remesas de quienes viven y trabajan en Estados Unidos o cualquier otro país. Como nosotros recibimos apoyos de nuestros paisanos que mandan 4 mil millones de dólares por mes y que ha ayudado mucho durante la crisis económica”, expresó.

Criticó que se bloquee el envío de dinero, cuando “ni siquiera es dinero del gobierno” y recomendó a ambas naciones dialogar.

…Y en el ISSSTE no hay insulina

Por: Arturo Romero

“Tenemos 5 o 6 recetas que no hemos surtido porque no hay. Desde hace 2 o 3 años no nos dan todos los medicamentos”, refirió Sergio Maya, paciente en tratamiento de diabetes en el hospital 1° de Octubre del ISSSTE, al preguntarle acerca de la crisis en la distribución de medicinas que han padecido derechohabientes de instituciones de salud pública.

“Cuando el medicamento es muy caro sí he tenido que suspender el tratamiento”, confesó antes de revelar el precio, que asciende a 5 mil pesos, y el cual necesita cuando le van a realizar hemodiálisis. “Tengo que comprar medicamentos que son básicos para la diabetes: insulina no hay, fíjate”, dijo antes de desaparecer a lo largo de las rejas del hospital regional del norte de la ciudad.
LEG