"Estoy muy orgullosa del equipo femenino de balonmano playa de Noruega por protestar contra las reglas muy sexistas sobre su 'uniforme'", dijo Pink

La selección noruega de balonmano de playa se negó a competir en un torneo europeo en bikini, por lo que la Federación Europea de Balonmano le impuso una multa de 1,500 euros, y la cantante Pink se ofreció a pagar la multa en una muestra de solidaridad con las deportistas.

La intérprete de ‘So What‘ rechazó el sexismo públicamente y expresó su apoyo a las jugadoras noruegas quienes jugaron con short, regla que si está permitida para los hombres, pero para las mujeres está prohibido.

México en busca de cuatro medallas olímpicas en Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Este código de vestimenta, a la que las jugadoras y la federación de Noruega habían expresado su rechazo, las hace sentirse incómodas e innecesariamente sexualizadas.

Pese a las quejas de las deportistas, finalmente la Federación Europea anunciaba la semana pasada una sanción para Noruega de 1,500 euros a razón de 150 por cada jugadora, por jugar el partido por el bronce contra España en el campeonato europeo vistiendo shorts que no obedecían sus normas de vestuario.

«Estoy muy orgullosa del equipo femenino de balonmano playa de Noruega por protestar contra las reglas muy sexistas sobre su ‘uniforme’. La Federación Europea de balonmano debería ser multada por sexismo. Bien por vosotras, señoras. Estaré feliz de pagar vuestras multas por vosotras. Sigan así», escribió Pink en sus redes sociales.

Gonzo de Muppets ‘sale del clóset’, se declara género fluido

Esta no es la primera vez que Pink se expresa contra las normas sexistas, pues en los VMAs de 2017, la artista brindó un discurso dedicado a su hija en el que hablaba sobre la diversidad de la belleza y la importancia de aceptar nuestro cuerpo tal y como es.

 

EAM