Imposible no sonreír, como no estar contento, conforme y hasta ilusionado con la Selección Olímpica de futbol cuando en su presentación golea a Francia 4 a 1, sin embargo, sin ser el quita risa, hoy más que nunca hay que aplicar la vieja y futbolística frase: «Calma, aún no se ganó nada».

Y es que es una gran verdad, los jóvenes dirigidos por Jaime Lozano lograron tres puntos, pero nada más y en su camino está por venir lo más difícil, que por ahora es el anfitrión Japón, su próximo rival que también ganó en su presentación ante Sudáfrica por 1 a 0.

Lo que sí se vale es confiar e ilusionarse, porque no se puede negar que la presentación en la máxima justa veraniega en verdad que fue muy buena, demostrando calidad individual y un juego de conjunto muy bueno, que le pasó por encima a los franceses que terminaron simplemente sorprendidos y sin poder mostrar absolutamente nada de futbol.

Creo sería injusto hablar de un mejor jugador cuando el conjunto fue lo más importante del equipo, además el nivel individual fue muy parejo en todas sus líneas, cumpliendo perfectamente con el esquema de 4 3 3, que es el que se utiliza en todas nuestras selecciones con el aporte individual de cada uno de sus integrantes.

La portería y con el liderazgo de Guillermo Ochoa muy bien incluso estuvo cerca de detener el penal a Gignac, no tuvo mucho trabajo, pero lo resolvió muy bien y transmitió seguridad.

La defensa por el centro con Montes y Vázquez simplemente no dejó pasar nada, trabajaron muy bien y por los costados Sánchez y Aguirre casi perfectos, Jorge incluso arribando por su costado al apoyo ofensivo creando peligro y Eric nulificando el sector más peligroso en el papel de los europeos.

La media en verdad que hay que estar seguros que los tres titulares son básicos en este equipo, porque Romo va a ilusionar a más de un equipo en las ligas del viejo continente, pasa por un gran momento, defendiendo y atacando mientras que Charly es un verdadero pistón de ida y vuelta, para dejar en Córdova la capitanía para ir al ataque, colaborando incluso con un gol.

Los delanteros cumplieron, si hubieran estado un poco más finos al resolver el marcador era de escándalo, pero Lainez era un dolor de cabeza, Vega cumpliendo perfecto con la función y anotando, seguramente quizás el más criticado puede ser Martín, pero hizo un gran partido, porque cumplió perfecto la función, es verdad faltó verlo rematar más, porque no tuvo una cómoda, pero su función de sacrificio de jalar marcas y de estar de poste fue perfecta.

Los cambios cumplieron muy bien, incluso Antuna y Aguirre marcando aprovechando perfecto el momento del partido, además de Esquivel, un auténtico apaga fuegos, sin reflectores en su trabajo detuvo en el medio campo cualquier intento de regreso al partido de los franceses luego del penal.

Lozano también estuvo a la altura de su equipo, entendiendo los momentos del partido e incluso con el destino a su favor porque los cambios se adornaron con goles, pero lo mejor del director técnico fue saber el momento de enfriar al rival con Esquivel, algunos críticos no entendían como sacar a Lainez y Córdova, pero necesitaba mucha rapidez en la contra y Antuna era perfecto y una media más marcadora y dejando a Esquivel, Romo y Rodríguez estaba muy segura

En fin, gran partido, pero no pensemos que la medalla ya llegó, solo fue el primer paso, falta camino, pero se ve futuro muy interesante.

 

@raulsarmiento