“Sé lo que se siente no ser amado”: dice niño que fue huérfano a su perrito antes de morir

La estadounidense contó que tomó la decisión de involucrar a su hijo Robbie para que fuera parte de este proceso. Al comprender el niño lo que iba a suceder pidió permiso a su mamá para ser él quien abrazara a Buffy antes “de irse al cielo”

“Sé lo que se siente no ser amado”: dice niño que fue huérfano a su perrito antes de morir
Foto: Pixabay / Ilustrativa María Henry Gay contó que su hijo fue adoptado del sistema de cuidado de crianza después de años de abuso y negligencia severa


Hoy en el Día Internacional del Perro se recuerdan historias que tienen las personas sobre sus lomitos y el caso de María Henry Gay sobre su hijo adoptado es una lección de vida, pues el niño tuvo que vivir la muerte de su perrito que también fue rescatado.

Henry Gay contó que su mascota, una perrita llamada Buffy tenía programada una visita con el veterinario para realizarle un proceso de cuidado dental, no obstante el médico determinó que primero debían realizarse algunos análisis, pues notó algo raro.

“Ella tenía razón; Buffy mostraba signos de insuficiencia renal avanzada, por lo que la anestesia no era una opción y como familia decidimos que lo más amable y cariñoso sería dejarla ir antes de que perdiera las ganas de vivir y dejara de comer y beber”, cuenta la mujer en un testimonio obtenido por el portal Newsner.

VIDEO: ACUSAN A POLICÍA DE LA CDMX DE HABER MATADO A PATADAS A PERRITO “ASTRO”

La estadounidense contó que tomó la decisión de involucrar a su hijo Robbie para que fuera parte de este proceso. Al comprender el niño lo que iba a suceder pidió permiso a su mamá para ser él quien abrazara a Buffy antes “de irse al cielo”.

“Y, por supuesto, le di ese honor. De camino a casa le dije lo orgulloso que estaba de él por comprender la importancia de cuidar a los animales viejos y ayudar a asegurar que nunca sufrieran”.

Agregó que su hijo fue adoptado del sistema de cuidado de crianza después de años de abuso y negligencia severa.

“Sé lo que se siente al no ser amado o cuidado y no quiero que ningún animal mío se sienta así. Es solo triste para nosotros cuando ellos van al cielo. Es un día feliz para ellos. Gracias por estar orgulloso de mí. ¿Estás bien, mamá? “

María explicó que a su hijo le gusta adoptar perritos de edad avanzada, así como Buffy, pues entre más tiempo pasen en espera hay menos probabilidades de que una familia decida darles una segunda oportunidad.

“Una vez me dijo ‘si todo lo que quisieran fuera un bebé, nunca me habrían tenido’. Se relaciona con nuestra ‘gente mayor’ (eso es lo que llamamos nuestros perros mayores) de la misma manera”, finalizó.

 

CT