Proyecto Pegasus
Proyecto Pegasus

Al menos 180 periodistas de todo el mundo, incluido México, han sido seleccionados como objetivos por clientes de la empresa de cibervigilancia NSO Group, mediante el software espía que se puede instalar de forma remota en un teléfono inteligente sin requerir ninguna acción por parte de su propietario.

La ONG Forbidden Stories y Amnistía Internacional tuvieron acceso a registros de números telefónicos seleccionados por clientes de NSO en más de 50 países desde 2016.

De acuerdo con el reporte, Eva Galperin, directora de ciberseguridad de la Electronic Frontier Foundation (EFF), fue una de las primeras investigadoras de seguridad en identificar y documentar ciberataques contra periodistas y defensores de derechos humanos en México, Vietnam y otros lugares a principios de la década de 2010.

Son detenidos dos rumanos presuntos miembros de la banda de Florian Tudor

CARMEN ARISTEGUI 

En enero de 2016, la periodista y fundadora de Aristegui Noticias, Carmen Aristegui, comenzó a recibir mensajes con vínculos sospechosos luego de que publicara una investigación sobre una propiedad del ex mandatario Enrique Peña Nieto.

Aristegui recibió más de 20 mensajes de texto que contenían enlaces maliciosos de Pegasus, según revelaría más tarde el grupo de derechos humanos digitales Citizen Lab en el informe Espionaje del Gobierno de 2017.

El mismo informe señaló que varios de los colegas de la periodista y familiares también fueron atacados con mensajes de texto que contenían enlaces maliciosos durante ese mismo periodo de tiempo, incluidos los de sus colegas Sebastián Barragán y Rafael Cabrera, además de su hijo Emilio Aristegui de solamente 16 años.

Forbidden Stories y sus socios pudieron identificar por primera vez a otras personas cercanas a Aristegui que fueron seleccionadas como objetivos de vigilancia en 2016: su hermana Teresa Aristegui, su productora de CNN, Karina Maciel, y su ex asistente Sandra Nogales.

Habrá nuevos parámetros de medición del Semáforo de Riesgo: Salud

PERIODISTA MEXICANO CECILIO PINEDA ASESINADO 

En marzo de 2017, el periodista mexicano Cecilio Pineda, de 38 años, sacó su teléfono y grabó su última transmisión, en donde el reportero de la ciudad de Altamirano habló sobre una supuesta colusión entre policías estatales y locales, con el líder de un cartel de la droga.

Dos horas después, estaba muerto. Dos hombres en una motocicleta le dispararon al menos seis veces mientras yacía en una hamaca afuera de un lavado de autos. La muerte de Pineda pudo haber sido más que un trabajo de un cártel local, según registros a los que tuvieron acceso Forbidden Stories.

Apenas unas semanas antes de su muerte, el teléfono celular del trabajo de Pineda fue seleccionado como objetivo de un cliente de NSO en México.

Por su parte, Quinto Elemento Lab agregó que los cuatro fundadores de ese medio recibieron ataques para infectarlos con el spyware de Pegasus.

NORMALISTAS DE AYOTZINAPA

El mismo medio de Aristegui Noticias detalló que las familias de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, desaparecidos el pasado 26 y 27 de septiembre de 2014, fueron seleccionados como objetivo de espionaje por parte de los clientes mexicanos de la empresa NSO Group, creadores del programa Pegasus.

En 2017, Citizen Lab destacó que miembros del Centro de Derecho Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” fueron objeto de actividades de espionaje a partir de la indagatoria de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

OH