TOKIO JUEGOS
Employees work at the athletes' village for the Beijing 2022 Winter Olympic Games in Zhangjiakou in northern China's Hebei province on July 14, 2021. (Photo by Noel CELIS / AFP)

Tokio 2020 pasará a la historia por el contexto mundial que se vive en la actualidad y que ha hecho que se rompa con puntos que era impensable su ausencia hace unos años como la visita del público del mundo entero o la presencia de prensa extranjera. Sin embargo, también está el lado positivo, y es de la mano con las medidas que Japón ha tomado para que estos Juegos sean los más sostenibles de la era moderna.

Uno de los aspectos que fue beneficiado con la ausencia de público y prensa de otras latitudes en Tokio es la reducción en el impacto ambiental que tendrá. El estimado en la reducción de las emisiones de CO2 derivadas de la presencia de los espectadores, darán una mano al planeta.

La pandemia trajo consigo el efecto secundario que, afortunadamente, beneficiará de alguna manera a que el impacto ambienta sea menor, pero desde antes que se suscitará esta, los organizadores de estos Juegos Olímpicos ya habían puesto en marcha un plan para que la gran justa veraniega fuera amigable con el medio ambiente.

Uno de los aspectos que más sobresale es que las autoridades locales determinaron que serían unos Juegos prácticamente sin residuos materiales. El ejemplo lo han puesto ellos desde la infraestructura.

En la Villa Olímpica, se cuenta con madera que fue donada por las autoridades, y que una vez concluidos los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, será devuelta para que sea utilizada en espacios públicos en beneficio de las comunidades.

La indumentaria de todos aquellos que estarán como personal de los Juegos fue creada a partir de residuos plásticos, al igual que los podios en donde serán premiados los atletas ganadores de preseas.

La movilidad también estará resuelta con autos desplazados con fuentes eléctricas o de hidrógeno y los recintos en los que se efectuarán las competencias, serán iluminados con energías limpias.

Tokio 2020 ha tomado muy en serio la disminución del impacto ambiental, por lo que sus Juegos, para bien o no, serán recordados por esa ausencia de muchas cosas que vimos en ediciones anteriores, pero la más dará orgullo es la ausencia de desperdicios y contaminación. En ese aspecto, habría sido otro gran triunfo del olimpismo.

NÚMEROS
24.5 toneladas de desechos plásticos fueron usados para la construcción de 98 podios

2,654 vehículos serán empleados en Tokio 2020; el 90% de estos serán eléctricos, híbridos y de hidrógeno

340 mil toneladas de CO2 se reducirán con la ausencia de público en Tokio 2020

LEG