KIA
KIA

KIA realizó la presentación oficial del Forte GT 2022, un sedán que pudimos probar en carretera para descubrir de lo que es capaz y verificar que más que un facelift que recibió, es aún el competidor de cepa que se mantiene como la apuesta fuerte de la marca.

Un día veraniego. Caprichoso, pues a su voluntad dejó caer lluvia por la mañana, justo cuando emprendimos la ruta rumbo a Morelos, particularmente a Cuautla, lugar elegido como destino para tener las primeras sensaciones del KIA Forte GT 2022. Mejor imposible para desafiarlo en distintas condiciones climáticas.

Antes de subir al auto, se nota esa modernización que recibió en la parte delantera. De primera instancia, el nuevo logo de KIA. Grande, que luzca. En lo personal, muy bonito y de los que mejor evolucionaron. Debajo de este una parrilla más estilizada que su predecesor, que conserva el diseño “nariz de tigre” así como unos faros LED igualmente más sofisticados que hacen un juego genial que le aporta dinamismo.

El difusor acompañado de los faros de niebla en una nueva composición diagonal dan más carácter a Forte GT, al igual que las tomas de aire en los costados.

Una vez encandilados con su nueva apariencia e instalados en el habitáculo, muy cómodo cabe resaltar, ahora sí, a encender el motor, colocarse el cinturón de seguridad y comenzar a dar marcha.

En el asfalto húmedo e irregular de la CDMX, Forte GT 2022 comenzó a lucirse. Apenas en los primeros acelerones se siente el empuje que tiene el motor turbocargado de 1.6 litros y con ese sonido que expande el doble escape funcional, las pulsaciones incrementan.

Ya en carretera, se comprueba su capacidad. Con determinación hay que pisar el acelerador. Eso es lo que pide Forte GT. El turbo lag es casi imperceptible. El curveo es fenomenal, aunque para quien se fija en detalles, se notará una ligera transferencia de peso que no debe preocupar por algún subviraje.

La Hacienda Santa Inés, oasis paradisiaco en medio de la ciudad de Cuautla, fue el sitio en el que pudimos apreciar con calma los nuevos rasgos del sedán turbocargado. Rines de 18 pulgadas muy atractivos, el espacio en cajuela y en el interior del auto. Asientos con el distintivo GT bordado en la primera fila y acabados muy bien esculpidos en tablero y puertas, evidenciando el gran trabajo que se hace en la planta de Nuevo Léon de KIA.

De regreso a la ciudad, con el sol a pleno y el asfalto cálido, Forte GT 2022 mostró de mejor forma sus habilidades.

Por momentos entre los 180 y 200 km/h fueron la muestra de que para eso está concebido. Una dirección precisa que acompaña es empuje inicial del bloque turbo es una combinación que se vuelve adictiva al instante.

En carretera, el uso del modo sport es una ley no escrita, así lo hicimos y notamos también el buen trabajo de la suspensión. Esta vez, KIA aportó un cuarto modo: Smart, el cual se adapta a las situaciones de manejo y se vuelve más deportivo en los momentos que se conduce con fiereza, mientras que en una conducción tranquila, se vuelve más eficiente en el consumo de combustible.

LEG